Cómo alisar la madera con barniz

Michael Blann/Digital Vision/Getty Images

Para aquellos que nunca han realizado el acabado de un mueble de madera, o que no usaron barniz, el proceso parecería ser intimidatorio. Pero si sigues unos pocos pasos básicos, precauciones respecto de la seguridad y tienes mucha paciencia, la superficie de un mueble de madera opaco puede volverse brillante, suave y hermosa.

Paso 1

Lija la madera con un papel de lija de grano fino para remover todo el barniz, el aceite y los residuos sueltos viejos. Es fundamental lijar la madera hasta que quede completamente lisa antes de aplicar cualquier barniz. Lija todos los nudos, mellas o texturas irregulares. Lija en una dirección y siempre con el grano de la madera. Asegúrate de usar gafas de seguridad y máscara para partículas.

Paso 2

Aplica el relleno de la madera con una espátula sobre y dentro de cualquier fisura o grieta que veas en la superficie de la madera. Cuando se seque el relleno, lija con el papel de lija de grano fino.

Paso 3

Satura un trapo de algodón con alcohol desnaturalizado a la superficie de madera lijada para opacarla y remover las partículas residuales de polvo u otros desechos. Déjalo toda la noche o hasta que esté completamente seco. Puedes usar un producto para opacar la madera, aunque la mayoría de ellos tienen vapores volátiles que dificultan trabajar cerca de ellos.

Paso 4

Pinta la madera con el barniz usando un pincel de buena calidad. Aplica en capas delgadas, en una dirección, con el grano de la madera. Nunca pintes en contra del grano. Asegúrate de que el pincel que compres para este proyecto diga en la etiqueta que es para barnizar. Para proyectos menos importantes usa un pincel de 2 pulgadas (5 cm) y uno de 4 pulgadas (10 cm) para proyectos más grandes. Deja que la primera capa de barniz seque por completo. Fíjate en las instrucciones del fabricante respecto del tiempo de secado. Algunos barnices contienen productos químicos que aceleran el proceso de pecado, pero como regla déjalo que se seque durante la noche.

Paso 5

Lija la superficie barnizada seca con lana de acero para quitarle el brillo. No exageres con el lijado, haz lo suficiente como para opacar ligeramente la superficie. No debe haber brillo en la superficie cuando hayas terminado con este paso.

Paso 6

Vuelve a limpiar la superficie con alcohol desnaturalizado para eliminar las partículas de polvo. Deja que se seque por completo.

Paso 7

Pinta una segunda capa de barniz sobre la superficie limpia de la misma manera descripta en el paso 4. Deja que se seque durante toda la noche.

Paso 8

Lija nuevamente la superficie barnizada seca con la lana de acero, como en el paso 5.

Paso 9

Vuelve a limpiar la superficie con el alcohol desnaturalizado.

Paso 10

Pinta una tercera mano de barniz sobre la superficie limpia.

Paso 11

Frota la superficie barnizada con una simple bolsa de papel marrón. Úsala como si fuera papel de lija. Esto le dará a la superficie un bonito brillo. Asegúrate de que no haya nada impreso en la bolsa, como a veces ves en las bolsas de los supermercados o de las ferreterías.

Paso 12

Aplica una generosa capa de cera en la superficie usando un paño limpio, suave y libre de pelusa para darle a tu superficie de madera un brillo final. Aplícala en una dirección, con el grano de la madera. Minwax es ideal para esto, pero cualquier cera para muebles también servirá.

Más reciente

×