Cómo almacenar la harina y el azúcar por largos períodos de tiempo

country kitchen nuts flour and sugar image by Stephen Orsillo from Fotolia.com

El azúcar y la harina son dos artículos básicos de la despensa. En el pasado, antes de que fueran normales las comidas prefabricadas producidas en masa, los hogares se abastecían con harina y azúcar utilizada para hacer los básicos como panes y otros bocadillos horneados. Para nuestros bisabuelos, la necesidad del almacenamiento de harina y azúcar a largo plazo se debía a menudo a la incapacidad de ir al mercado durante varias temporadas. En los tiempos modernos, los hogares incapaces de utilizar todo el empaque de harina o azúcar en un corto periodo de tiempo deben almacenarlos de forma segura.

Harina

Paso 1

Guarda la harina en un contenedor hermético, a prueba de agua y especial para el congelador, y asegura la tapa.

Paso 2

Etiqueta el contenedor, identifica los ingredientes y la fecha en que se compró.

Paso 3

Coloca el contenedor en el congelador. La harina se mantendrá por varios años si la guardas en el congelador aproximadamente a 0º F (-17º C). Si no la guardas en el congelador, manténla dentro de un material hermético y a prueba de vapores para evitar la absorción de olores. Almacena la harina en un lugar frío, seco y oscuro y lejos de materiales con olores fuertes como sopas, químicos o cebollas. Si la guardas de esta manera se mantendrá cerca de 6 a 8 meses.

Azúcar

Paso 1

Vierte el azúcar de la bolsa a un contenedor hermético opaco a prueba de olores y humedad. Los frascos de vidrio con tapa son ideales para almacenamiento. Desecha el empaque del azúcar.

Paso 2

Asegura el contenedor con una tapa o séllalo con una bolsa para almacenar.

Paso 3

Guarda el contenedor en un lugar seco y frío, lejos del piso. Aléjalo de otros alimentos o productos con olores fuertes. No almacenes el azúcar en el refrigerador o en el congelador. La humedad la endurece, haciéndola grumosa.

Más reciente

×