Cómo hacer batidos sin una licuadora

••• Thinkstock/Comstock/Getty Images

El refrescante y helado sabor de una anticuada malteada siempre te lleva de vuelta a los recuerdos de la niñez y te hace desear otro trago de esa delicia lechosa. No tienes que renunciar al lujo de las malteadas de sabores tentadores simplemente porque no tienes una licuadora. Si tienes un recipiente con una tapa hermética, o un termo, puedes hacer un batido. Es cierto, tendrás que dejar que la crema helada se ablande por unos minutos, pero aún tendrás el gusto cremoso de un batido frío.

Passo 1

Deja ablandar la crema helada en el recipiente sobre la encimera de la cocina hasta que puedas sacarlo fácilmente con la cuchara. No tiene que estar chorreando, sólo blando; la consistencia de un helado suave.

Passo 2

Llena el vaso que desees usar para el batido hasta la mitad con leche, y luego vierte esa leche en el envase que estás usando para hacer el batido.

Passo 3

Llena el vaso que deseas usar para el batido hasta la mitad con crema helada. Con la cuchara coloca el helado en el envase que usas para hacer el batido. Si quieres un batido de sabor a chocolate, agrega polvo o jarabe para saborizarlo (aproximadamente 1 cucharadita por cada vaso de 8 a 12 onzas (225 a 340 gramos)).

Passo 4

Tapa tu recipiente.

Passo 5

Sostén el contenedor sobre el fregadero y agítalo vigorosamente (si usas un termo o frasco, no necesitas sostenerlo sobre el fregadero. Allí caerá la mezcla que pueda volcarse del recipiente sin tapa).

Passo 6

Agita hasta que la crema helada se haya mezclado con la crema para obtener la consistencia deseada. Algunos prefieren batidos más líquidos o más espesos.

Passo 7

Destapa el recipiente y vierte el batido en el vaso. Disfruta.

Más reciente

×