Cómo batir las claras de los huevos a punto de nieve

••• white egg cream image by Igor Zhorov from Fotolia.com

Las claras de los huevos se pueden batir hasta que queden duras y opacas, lo que se llama "merengue", y suelen usarse para adornar tartas de crema u hornearse para usar como recipientes para diferentes rellenos de postres. Las claras batidas a punto nieve sin azúcar agregada también pueden incorporarse a ciertos tipos de pasteles, como los esponjosos, los aterciopelados o los de ángel. Cuando se usa como adorno o como recipiente, el merengue se hornea hasta que queda dorado. Para preparar y usar el merengue, es necesario tener delicadeza, pero con un poco de práctica, siempre podrás batir las claras a punto nieve.

Passo 1

Saca los huevos del refrigerador y rompe la cáscara en dos mitades con cuidado sobre un recipiente pequeño para separarlos. Transfiere las yemas entre las dos mitades de cáscara mientras permites que las claras caigan en el recipiente.

Passo 2

Transfiere las claras al recipiente grande de vidrio, acero inoxidable o cobre y espera media hora, o el tiempo necesario para que las claras estén a temperatura ambiente.

Passo 3

Añade 1/8 cucharadita de crema tártara por cada dos claras de huevo. Esto ayuda a estabilizar la espuma que se forma al batir las claras hasta que se comienzan a formar los picos duros.

Passo 4

Bate las claras de huevo con la batidora eléctrica a velocidad media. Comienza a añadir el azúcar impalpable cuando las claras formen picos blandos. En este punto, las claras se verán opacas, pero los picos se caerán al quitar los batidores de la mezcla. Añade el azúcar lentamente, una cucharadita por vez. Añade ¼ taza por cada clara de huevo.

Passo 5

Deja de batir las claras de huevo cuando formen picos duros. Si los picos no se caen al quitar los batidores, el merengue está listo para usar.

Más reciente

×