Cómo cocinar carne en el horno

T-bone steak image by Elzbieta Sekowska from Fotolia.com

Comprar un bistec crudo a tu carnicero es como comprar un lienzo en blanco. Tiene el potencial para convertirse en una pieza de arte jugosa y sabrosa si utilizas los métodos correctos. Si no estás atento, sin embargo, tendrás más que un lío. Usar el horno para cocinar la carne te da el control sobre el proceso. Mientras se prepara correctamente y se utiliza la temperatura adecuada y un buen tiempo de cocción, sale exactamente de la manera que te guste.

Paso 1

Seca cada lado del filete con una toalla de papel para eliminar la humedad tanto como sea posible.

Paso 2

Coloca la rejilla superior en el horno para que los bistecs estén 4 pulgadas (10 centímetros) debajo de la parrilla. Desliza la asadera en el horno frío para comprobar que esté en la posición correcta. Retira la asadera del horno.

Paso 3

Precalienta el horno en la posición asador.

Paso 4

Condimenta la carne. Frota ambos lados de cada pieza con aceite de oliva extra virgen. Espolvorea sal y pimienta negra recién molida para el más básico de los condimentos. Como alternativa, crea tu propia mezcla de especias mezclando tus hierbas secas favoritas con ajo en polvo. Por ejemplo, el romero y el tomillo combinan bien con la carne, aunque el pimentón, el comino y el chile en polvo también se mezclan bien si te gusta la carne fuerte. Frota con las manos la preparación sobre cada lado.

Paso 5

Coloca los bistecs en la parrilla y desliza la bandeja en el estante superior del horno. Usa un temporizador para bistecs jugosos o cocidos. Por ejemplo, si estás cocinando carnes de una pulgada (2,54 centímetros) y quieres que queden jugosos, ásalos durante 15 minutos. Si los bistecs son gruesos o deseas que queden bien cocidos, añade unos minutos más al tiempo, y si tus bistecs son más delgados que 1 pulgada (2,54 centímetros) o te gustan más secos que crudos, agrega unos minutos a la hora. Voltea los bistecs a la mitad de su tiempo de cocción, utilizando un tenedor de trinchar.

Paso 6

Retira la asadera del horno. Introduce un termómetro para carne en la parte más gruesa de la carne. Comprueba que la carne tenga una temperatura interna de por lo menos 145 grados Fahrenheit, recomendado para la seguridad alimentaria del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Si el termómetro registra una temperatura por debajo de los 145 grados, vuelve todos los bistecs en el horno durante unos minutos más. Continúa comprobando la temperatura de la carne más gruesa cada minuto.

Paso 7

Saca la carne del horno. Déjala descansar, sin cortarla, en la asadera durante tres minutos. Al descansar, los jugos se distribuirán uniformemente por toda la carne.

Más reciente

×