Cómo cocinar costillas asadas en una olla a presión

Cocinar costillas asadas en una olla a presión es realmente simple. Las costillas se cocerán enseguida y estarán tiernas en mucho menos tiempo del que toma cocinarlas en el horno o en una olla de barro. Las ollas a presión hacen la vida de los cocineros más fácil porque cocinan rápidamente y las carnes, en particular, se cuecen jugosas y tiernas en una tercera parte del tiempo de lo que tardarían si lo hicieran de manera convencional.

Paso 1

Añade una cucharada de aceite de cocina a la olla y caliéntala. Si la olla es grande, necesitarás alrededor de dos cucharadas de aceite.

Paso 2

Corta las costillas del tamaño de la porción que vas a servir y dóralas de ambos lados. Este proceso las hace más sabrosas. Cuando la carne está dorada, se carameliza y el sabor se hace más intenso. Si no hay espacio en la olla para todas las costillas, realiza este paso en tandas retirando las que ya estén doradas y colocándolas en un plato hasta que todas las costillas se hayan dorado.

Paso 3

Coloca la rejilla en la olla a presión y agrega las costillas. Este tipo de recipientes necesita tener líquidos en su interior al cocinar y la cantidad que agregues dependerá de su tamaño. La mayoría de las ollas requieren que el líquido llegue a la base de la rejilla como mínimo. Elige el líquido que desees, puede ser salsa barbacoa rebajada con un poco de agua para que no se pegue a la parte inferior de la olla, o simplemente agua si deseas terminar de cocer las costillas a la parrilla después de haberlas pre cocido. Si no estás seguro de cuáles son los requerimientos de la olla, es útil leer el manual de instrucciones que viene con ella.

Paso 4

Tapa la olla y séllala de acuerdo con las instrucciones. Establece la presión y deja que las costillas se cocinen durante 30 minutos si estás utilizando 10 libras (4,5 kg) de presión o 15 minutos si estás usando una olla que cocina 15 libras (6,8 kg).

Paso 5

Retira la olla del fuego después de que el tiempo de cocción se haya cumplido y deja que la olla pierda presión naturalmente o deja correr agua fría por encima de la misma. Ábrela, retira las costillas y colócalas en un plato o llévalas a la parrilla si deseas acabar su cocción sobre las brasas o la llama. Si las costillas no están lo suficientemente tiernas, coloca la tapa nuevamente y cocínalas por 5 minutos más.

Más reciente

×