Cómo ayudar a un niño a adaptarse a la guardería

Facilita el ingreso de tu bebé a una guardería al hacer varias visitas antes del día de inicio formal.

infant, baby image by Natalja from Fotolia.com

El sitio web de Babycenter afirma que aproximadamente el 30 por ciento de los niños menores de cinco años asisten a una guardería. Puede ser una opción confiable y asequible para los padres que vuelven a trabajar después de tener un bebé. Desafortunadamente, esta transición puede ser difícil para algunos bebés. Incluso a una edad temprana, los niños son extremadamente sensibles y emocionalmente inteligentes. Cuando lo llevas por primera vez a una guardería, la seguridad y comodidad que siente contigo en casa está en riesgo. Afortunadamente, hay muchas maneras de ayudar a tu bebé a ajustarse a su nuevo entorno.

Visita la guardería junto con tu bebé varias veces antes del primer día en el que lo dejes allí. Permite que tu bebé interactúe con las cuidadoras y con otros niños. El sitio web Family Education explica que esto puede ayudar a que el bebé se sienta más cómodo y eso facilita la transición.

Haz que tu bebé tenga un patrón de sueño consistente antes de empezar a llevarlo a la guardería. Tener siestas regulares le dará una sensación de seguridad en su transición a la guardería.

Ayuda a tu bebé a adaptarse a su nuevo entorno. El sitio web de Scholastic sugiere dejarle una camiseta o pañuelo que huela a mamá. Esto ayudará a tranquilizar a tu hijo durante la hora de la siesta.

Abraza a tu bebé todo lo que puedas cuando vuelvas con él a casa después de trabajar. Déjale estar contigo y disfrutar de mamá y papá a quienes tanto extrañó durante el día.

×