Cómo congelar batatas

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Si has adquirido un paquete de batatas, pero no estás seguro de si puedes comerlas antes de que se pongan feas, considera cocinarlas y luego congelarlas. La vida útil típica de una batata cruda es de aproximadamente una semana. Sin embargo, cuando se congela, la vida útil se extiende de 10 a 12 meses. Las batatas no se congelan bien cuando están crudas, por lo que tendrás que trabajar con batatas cocidas.

Congelación de las batatas en rodajas o en puré

Paso 1

Sumerge las rebanadas de batata en un cuarto de galón de agua (0,95 l) con 1/2 taza de jugo de limón. Retira las rodajas de inmediato. Este tratamiento ayuda a conservar su color y evita que se vuelvan demasiado oscuras durante el proceso de congelación. Para el puré de batatas, añade 2 cucharadas de jugo de limón y mezcla bien.

Paso 2

Coloca las rodajas de batata en un recipiente de almacenamiento seguro para el congelador. Llena el recipiente herméticamente con las patatas. Si congelas el puré de batatas, pon con una cuchara la mezcla en el recipiente. Deja tan poco espacio como sea posible entre el borde del recipiente y la tapa.

Paso 3

Aplica la tapa al recipiente. Asegúrate de que esté bien cerrado. Coloca el recipiente con las batatas en rodajas o en puré en el congelador.

Congelación de batatas horneadas

Paso 1

Permite que las batatas al horno tengan el tiempo suficiente para enfriarse y luego pélalas con un pelador o un cuchillo para pelar.

Paso 2

Envuelve las batatas peladas en papel de aluminio

Paso 3

Coloca las patatas envueltas en papel aluminio en bolsas de congelación. Empaqueta la bolsa holgadamente para evitar aplastarlas. Sella la bolsa para congelador usando el bloqueo de empuje o el cierre.

Paso 4

Coloca las bolsas de batatas en el congelador. Para recalentar, colócalas en el horno a 350 grados durante una hora. No desenvuelvas el papel hasta que se haya acabado el recalentamiento.

Más reciente

×