Cómo mantener las pasas frescas

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las pasas constituyen un refrigerio dulce o una sabrosa adición a los cereales, panes y ensaladas. Las pasas son utilizadas en el arte de la cocina, en donde su dulzor ácido complementa las salsas y glaseados sabrosos. Aunque provienen de las uvas secas, queda un poco de humedad en las pequeñas frutas, por lo que pueden estropearse en ambientes húmedos y cálidos. En un ambiente seco, se pueden secar y su azúcar se puede cristalizar. Con el almacenamiento adecuado, las pasas pueden conservar su sabor y conservarse aptas para el consumo durante varios meses o más.

Paso 1

Transfiere las pasas de su paquete original a una bolsa o contenedor hermético para su almacenamiento. Retira la mayor cantidad de aire posible.

Paso 2

Cierra la bolsa o coloca la tapa en el contenedor. Una bolsa o contenedor hermético impide que las pasas se cristalicen o se pongan rancias.

Paso 3

Guarda las pasas en la despensa si piensas utilizarlas antes de su fecha de vencimiento. Guárdalas en el refrigerador por hasta un año o en el congelador por hasta dos años.

Más reciente

×