Cómo contrarrestar el picante

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El picante es un básico en la cocina y pueden usarse varias clases, como la pimienta negra, la roja, el chile, el jalapeño y la pimienta de cayena, por nombrar sólo algunos. Si agregas demasiado y tu comida resulta demasiado picante, puedes contrarrestar el picor antes de servir el plato a tus invitados o tu familia. Si luego de probar la comida tu boca quema, no te preocupes. Puedes contrarrestar el picante también en tu boca.

Paso 1

Bebe un vaso de leche en lugar de agua para refrescar tu boca. También puedes probar con otro producto lácteo que tengas a mano, como helado, crema agria, yogur o pudín.

Paso 2

Agrega miel a tu comida. Comienza con un poco, como 1 cucharadita, agita y mezcla, y vuelve a probar. Repite si es necesario hasta que obtengas el sabor deseado.

Paso 3

Agrega un poco de azúcar y jugo de limón. Comienza con 1 cucharadita para ver si funciona. Prueba de agregar 1 cucharada de vinagre de jerez o balsámico a una sopa que contenga demasiada pimienta; la acidez puede ayudar a equilibrar los sabores.

Paso 4

Diluye el picante. Si, por ejemplo, tu guiso está demasiado picante, dobla la receta, sin el picante por supuesto, y éste será menos prominente. Si no tienes todos los ingredientes, sólo agrega más de lo que tengas, como caldo, vegetales, pasta o carne. A menudo puedes congelar el sobrante.

Paso 5

Agrega un producto lácteo al plato, como crema agria, sopas crema y leche, especialmente en los platos a base de crema o de sopas. Para las comidas mexicanas picantes o chile, sirve crema agria en un costado.

Más reciente

×