Cómo cuidar de un bambú chino de la suerte

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

También conocido como bambú encrespado, el bambú Chino de la suerte no es en sí una planta, sino una especie de Dracaena, específicamente una Dracaena Sanderiana. Estos bambús son originarios del oeste de África y Camerún. Son muy populares para decorar casas y oficinas. Las plantas del bambú de la suerte crecen en tallos del tamaño de un dedo y poseen un atractivo follaje que simulan un bambú verdadero. La mayoría se cultivan en recipientes decorativos que se llenan con un poco de agua y algunas veces se le agregan cuentas o rocas. Los bambús de la suerte crecen únicamente a tres pies (90 cm) de alto y necesitan pocos cuidados para sobrevivir.

Paso 1

Coloca el bambú de la suerte en un lugar donde reciba luz indirecta o muy poca luz y donde la temperatura oscile entre los 65 y 75 grados Fahrenheit (18ºC y 24ºC).

Paso 2

Cambia el agua del recipiente del bambú una vez cada dos o tres semanas. El nivel de agua debe estar de 1 a 3 pulgadas (2,5 a 7,5 cm) y las raíces y uniones de la parte de abajo de la planta deben permanecer sumergidas.

Paso 3

Aplica fertilizante líquido para plantas domésticas una vez cada dos o tres meses. Para hacerlo, deja caer una gota del fertilizante en el agua y sigue las instrucciones de la etiqueta.

Paso 4

Poda los tallos del bambú si las hojas se ven maltratadas o si los troncos están débiles. Corta los tallos a su tamaño original y volverán a crecer ya saludables.

Paso 5

Añade pequeñas piedras, cuentas o rocas al fondo del recipiente del bambú, lo que ayudará a que los tallos permanezcan firmes. Si el recipiente del bambú es transparente, elige piedras decorativas.

Más reciente

×