Cómo hacer té de Damiana

••• Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El té de Damiana se ha usado por siglos en la medicina popular para tratar una gran variedad de afecciones, los casos más leves de constipación y también para aumentar la libido. La Damiana es un hierba suave que generalmente se administra en forma de té o infusión. Las hojas secas que se utilizan para prepararlos se venden en las tiendas de salud natural o se pueden ordenar en línea. Esta receta rinde para una taza de té de Damiana.

Passo 1

Mide una o dos cucharaditas de hojas secas de Damiana y ponlas en un tazón limpio para el café o en otro recipiente para beber, a prueba de calor.

Passo 2

Hierve una taza de agua en una pequeña cacerola o en una tetera sobre la hornilla. Quita del fuego y vierte el agua hirviendo en el tazón, sobre las hojas secas de Damiana.

Passo 3

Deja reposar el té de Damiana durante 15 o 20 minutos. Cuela el té en una taza limpia o en otro recipiente apto para el calor. Desecha las hojas que han sobrado en una pila de abono o en la basura.

Passo 4

Agrega una cucharadita de miel cruda pura, para endulzar el té de Damiana, si así lo deseas, pero no uses azúcar granulada o refinada ya que pueden dañar las propiedades benéficas del té.

Passo 5

Si lo deseas, adorna el té de Daminana con una rodaja de limón para darle un sabor adicional, y bébelo inmediatamente. Otra opción es agregar 1/2 cucharadita de jugo de limón.

Más reciente

×