¿Cómo hacer té de salvia fresco?

••• blue cup and tea from a blue tea-pot image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

La salvia tiene una amplia gama de beneficios para la salud. Sus hojas frescas pueden fortalecer las encías y refrescar o eliminar el mal aliento, mientras que una infusión fuerte preparada con las hojas, ya sea frescas o secas, puede ser útil de varias maneras para curar heridas externas o para oscurecer el cabello. El té de salvia, cuando se consume, puede aliviar el dolor de garganta, reducir la sudoración excesiva, aliviar las encías doloridas y hasta bajar la fiebre. Si quieres un remedio natural para uno de estos problemas, o si simplemente quieres disfrutar el sabor de la salvia, intenta preparar tu propio té de salvia fresca en casa.

Passo 1

Coloca las hojas de salvia en una de las tazas.

Passo 2

Vierte toda el agua caliente (casi hirviendo) en la taza que contiene las hojas de salvia.

Passo 3

Prueba el té aproximadamente 10 minutos después. Si no es lo suficientemente fuerte, espera cinco minutos y vuelve a probarlo. El té puede demorar hasta 30 minutos en llegar hasta su punto más fuerte, pero puedes detener el proceso en el momento en que te guste el sabor.

Passo 4

Vierte el té en la taza a través de un colador. Desecha las hojas de salvia usadas.

Passo 5

Añade azúcar o miel y jugo de limón a gusto, si prefieres hacerlo.

Más reciente

×