Cómo ir del rubio dorado al rubio platinado sin amarillo

••• Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

La personalización de tu estilo comienza con un buen color de pelo. Ya sea que lo tiñas, blanquees o tonifiques, es importante que obtengas el color deseado. El blanqueamiento puede dejar el cabello con tonos amarillos y anaranjados, sobre todo si se arranca con el pelo más oscuro. También elimina todo el color y deja al cabello sin vida y antinatural. El uso de un tónico después de blanquear o teñir ayuda a devolver los pigmentos al pelo y hacer que se vea más natural.

Passo 1

Ponte una camisa vieja, la tintura para el cabello te manchará. Frota vaselina a lo largo de la línea del pelo, la nuca y las orejas para que la tintura no te manche la piel. Coloca una toalla alrededor de tu cuello para evitar cualquier otra mancha.

Passo 2

Mezcla 2 onzas (59,14 cc) de revelador de 30 o 40 volúmenes con 2 onzas de tóner en una botella de medición. Utiliza un tóner con base de color azul o púrpura para contrarrestar los tonos amarillos. Agita bien para mezclar.

Passo 3

Aplica tóner en las raíces, trabajando en tu pelo mientras bajas hacia los extremos. Asegúrate de usar guantes de plástico para que la tintura no manche tu piel y uñas. Deja actuar durante 30 minutos.

Passo 4

Lava con champú y aplica un acondicionador, deja actuar durante unos 3 minutos. Enjuaga bien y seca con una toalla de pelo.

Más reciente

×