Cómo deshacerte de los sapos y sus agujeros en tu jardín

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Aunque la mayoría de los sapos son altamente beneficiosos ya que comen insectos y babosas, algunas veces se convierten en una molestia, como es el caso de los sapos de caña, también conocidos como gigantes o marinos. Estos sapos son dos veces más grandes que el sapo común y secretan una toxina que puede ser fatal si la ingieren las mascotas pequeñas. Sus madrigueras son fáciles de eliminar si resultas exitoso en la difícil tarea de deshacerte de estos animales.

Paso 1

Haz que tu jardín sea menos atractivo para los sapos. Bloquea el acceso o quita las fuentes de agua disponibles como piscinas, estanques o albercas para niños, ya que los sapos las utilizan para su reproducción.

Paso 2

Quita los platos para mascota que puedan atraer a los sapos. Aunque comen insectos, no rechazarán un refrigerio de croquetas.

Paso 3

Apaga la luz de tu entrada. La luz atrae a los insectos, y ellos atraen a los sapos.

Paso 4

Rocía insecticidas para eliminar la fuente de comida de los sapos.

Paso 5

Coloca una cerca alrededor del perímetro de tu jardín. Entierra la cerca a no menos de un pie (30 cm) de profundidad y que sea de no menos de 2 pies (60 cm) de altura. Hazle un borde a lo largo del extremo inferior antes de enterrarla para agregarle efectividad.

Paso 6

Mata a los sapos que encuentres rociándoles una tira de crema de benzocaína, como para el dolor de pies, a lo largo de la espina del sapo. La muerte ocurrirá en los siguientes 40 minutos. Coloca al sapo en el congelador por tres días para asegurarte de que está muerto antes de tirarlo a la basura o enterrarlo.

Más reciente

×