Cómo deshidratar una piña

Photos.com/Photos.com/Getty Images

La fruta deshidratada es un gran tentempié, ya que mantiene todos los valores nutricionales de la fruta y duran por mucho tiempo en la alacena. Muchas frutas y verduras se pueden deshidratar fácilmente para utilizarlas posteriormente en recetas, mezclándolas o simplemente para consumirlas como un bocadillo. Utiliza esta receta para deshidratar una piña si no dispones de esta fruta tropical en todas las temporadas. Si bien puedes deshidratar la piña en el horno, no es aconsejable ya que te puede resultar difícil mantener la baja temperatura necesaria para deshidratar debidamente la fruta. Utiliza un deshidratador para obtener los mejores resultados.

Paso 1

Utiliza un cuchillo para quitar la cascara de la piña. Corta la profundidad suficiente como para eliminar todos los rastros de la cascara exterior.

Paso 2

Quita el centro y corta la piña en rebanadas de 1/2 pulgada (1,5 cm).

Paso 3

Coloca los trozos de piña espaciados uniformemente en la bandeja del deshidratador.

Paso 4

Ajusta el deshidratador en 135 °F (57 °C), la mejor temperatura para el secado de piña. Deja la piña en el deshidratador de 10 a 18 horas. Comprueba la consistencia de la fruta durante todo el proceso de deshidratación. Si el interior de la piña esta libre de humedad significativa, el secado se ha completado. La piña seca debe ser flexible, no frágil.

Paso 5

Guarda la piña seca en un recipiente con cierre en un lugar fresco y oscuro. La luz puede hacer que la piña deshidratada se decolore.

Más reciente

×