Cómo freír milanesas de pollo en una sartén

pollo image by Giuseppe Porzani from Fotolia.com

Freir en una sartén es un gran método para preparar las milanesas de pollo si te gusta una capa crujiente pero no quieres toda la grasa que viene con la fritura en aceite abundante. Se produce una costra crujiente y dorada, conservando los jugos y sabores. También es una forma rápida de obtener una cena en la mesa con sólo unos pocos ingredientes. Sigue leyendo para aprender más acerca de como freír las milanesas de pollo.

Paso 1

Recorta el exceso de grasa de las pechugas de pollo. Coloca el pollo entre dos pedazos de papel encerado. Golpea el pollo con un mazo para carne o con la parte inferior de un vidrio pesado de un cuarto de pulgada de espesor (0,64 cm).

Paso 2

Coloca la harina, los huevos y el pan rallado en recipientes separados. Bate el huevo y añade un poco de agua para diluir si es necesario.

Paso 3

Pasa el pollo por la harina, sacudiendo el exceso. Cubre el pollo con el huevo batido. Pon el pollo sobre el pan rallado de ambos lados.

Paso 4

Calienta una sartén a fuego medio y agrega el aceite.

Paso 5

Cuando el aceite esté caliente pero no humeante, suavemente coloca las pechugas de pollo en la sartén con unas pinzas. Asegúrate de que exista un amplio espacio entre las milanesas, el hacinamiento de la cacerola bajará la temperatura del aceite, lo que hará que el pollo quede empapado en aceite.

Paso 6

Deja que el pollo se fría solo. Esto asegurará que las migas de pan no se caigan de las milanesas. Después de un minuto, asegúrate de que el pollo se dore, luego gíralo con las pinzas. Cocina un minuto del otro lado, y gira nuevamente. Repite esto cuantas veces haga falta. El pollo estará listo cuando al pincharlo con un tenedor salgan de él jugos claros.

Paso 7

Escurre el pollo en una toalla de papel y sirve.

Más reciente

×