Cómo hacer la salsa de caldo de pollo

roast chicken image by Vladislav Gajic from Fotolia.com

La salsa de pollo completa una comida. Se vierte sobre el puré de papas y sobre el pollo asado para darle sabor y textura. Escurre unas gotas en las rebanadas de pollo y en el pan de un sándwich caliente. Usa la salsa de pollo como aderezo para las tiras de pollo o para los trozos de patata asada. El caldo de pollo es muy fácil de hacer en casa y ofrece un sabor más rico que el comprado en la tienda. Desde el principio, la base de cualquier buena salsa de pollo es el caldo, ya sea de una lata o de una caja, o al hacerlo por ti mismo. La salsa hecha en casa sólo toma unos minutos para hacerla.

Paso 1

Fríe el pollo en aceite caliente. Vierte 3 cucharadas del aceite de cocina en la olla. El aceite de cocina le da sabor a la salsa. Si éste no está disponible, utiliza el aceite vegetal.

Paso 2

Coloca una cacerola a fuego medio alto hasta que esté caliente. Bate la harina. Cocínala hasta que esté dorada, aproximadamente uno o dos minutos.

Paso 3

Bate el caldo y el tomillo. Cocínalo a fuego lento hasta que espese, alrededor de dos a tres minutos. Agrega el jugo de limón, sal y pimienta.

Paso 1

Hornea o asa el pollo. Recoge el jugo de la cocción de la parte inferior de la bandeja para hornear. Limpia la superficie y desecha la grasa de los jugos de la cocción.

Paso 2

Coloca el jugo de la cocción y 2 tazas 3/4 de caldo de pollo en la cacerola. Lleva a ebullición.

Paso 3

En un tazón pequeño, bate el resto de la 1/4 taza de caldo de pollo con la crema y con la harina. Mueve la mezcla en el caldo de pollo hirviendo hasta que esté sin grumos. Añade la sal y la pimienta.

Más reciente

×