Cómo hacer galletas de avena con avena instantánea

••• chocolate cookie. image by Saskia Massink from Fotolia.com

La avena instantánea es un cómodo desayuno caliente, pero puedes hacer mucho más con los paquetes de avena instantánea que solo un tazón de avena. Hacer galletas con avena instantánea no es más difícil que con la avena común. Además, los paquetes saborizados producen galletas más sabrosas e interesantes.

Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit

Dispón una hoja de papel de horno sobre la placa de galletas y rocíala con el aceite en aerosol. Dejala a un lado, para después.

Mezcla en un tazón la harina, el bicarbonato, el polvo para hornear y la avena instantánea. La avena puede ser del sabor que prefieras o de una combinación de varios. También puedes usar avena instantánea sin sabor.

Derrite la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego mediano.

Vierte la mantequilla derretida en un tazón, agrégale un huevo y bátelos.

Añade a lo anterior el azúcar, el azúcar moreno, el extracto de vainilla y la leche y mézclalo con una cuchara.

Añade las pasas y los arándanos. También puedes agregar nueces, pecanas o almendras picadas.

Añade la mezcla de harina y avena a la mezcla de azúcar de forma gradual. Agrega más avena o harina a la masa para galletas para espesarla si es necesario.

Deja caer cucharadas de masa de galletas con una separación de dos pulgadas sobre el papel ya preparado o forma bolas y aplástalas con un tenedor o una taza hasta que tengan un espesor de ½ pulgada.

Hornea las galletas de avena instantánea por 10 minutos o hasta que estén de color dorado. Quítalas de la placa y déjalas enfriar por 5 minutos antes de comerlas.

Más reciente

×