Cómo hornear una pechuga de pollo jugosa

••• Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

Cocinar una pechuga de pollo húmeda parece ser muy fácil; los cortes sin piel especialmente se ven muy jugosos en el envase. ¿Quién diría que sin una adecuada técnica de cocción las pechugas pueden salir del horno secas y correosas como los discos de hockey? Es muy fácil cocinar las pechugas de pollo en exceso; su bajo contenido de grasa hace que sean sanas, pero la falta de aceite también puede ayudar a que se sequen mientras se cocinan. Puedes evitar este resultado desalentado, empleando uno de una gran variedad de métodos, cualquiera de los cuales te asegurará que tus pechugas salgan del horno húmedas y jugosas.

Paquetes

Passo 1

Calienta previamente el horno a 450 grados F (232 ºC). Corta un trozo de papel pergamino o de aluminio de 12 por 18 pulgadas (30,48 a 45,72 cm) por cada pechuga de pollo para dejar unas pocas pulgadas de espacio adicional a fin de permitir que circule calor adentro. Coloca las pechugas de pollo sobre los trozos individuales de papel de aluminio o pergamino.

Passo 2

Con una cuchara coloca 1/4 de cada vegetal y salsa sobre cada pechuga.

Passo 3

Levanta la lámina de papel de aluminio o encerado y dobla la parte superior dos veces para formar unos paquetes, dejando lugar en los lados y los bordes para que circule el calor.

Passo 4

Coloca los paquetes en una bandeja para horno o una placa para galletas y hornéalos durante 20 minutos.

Relleno

Passo 1

Cubre las pechugas de pollo con un envoltorio plástico y golpéalas con una lata de sopa u otro utensilio pesado hasta que tengan 1/4 pulgada (0,63 cm) de espesor.

Passo 2

Mezcla el agua caliente, la mantequilla y el aderezo para relleno en un bol y revuélvelos hasta que se fundan. Agrega el huevo y las migas de relleno; revuelve otra vez hasta que la mezcla quede húmeda y uniforme.

Passo 3

Esparce 1/2 taza de relleno sobre cada pechuga de pollo y dóblalas alrededor del mismo. Para una seguridad adicional, puedes ensartarlas con un palillo de madera para mantener el rollo en el lugar.

Passo 4

Coloca las pechugas de pollo en un plato para horno engrasado con el lado cerrado hacia abajo. Rocíalas con mantequilla fundida.

Passo 5

Hornéalas durante 35 minutos a 400 grados F (204 ºC).

Combo horneado

Passo 1

Sazona las pechugas de pollo con sal y pimienta a gusto. Calienta previamente una sartén sobre la estufa a temperatura alta y vierte dos cucharadas de aceite de oliva.

Passo 2

Dora las pechugas durante tres a cuatro minutos, girándolas una vez luego de 1 1/2 a 2 minutos hasta que queden doradas de los dos lados.

Passo 3

Coloca las pechugas en el horno precalentado a 400 grados F (204 ºC) y hornéalas durante 5 minutos. Retira el pollo del horno y sírvelo.

Más reciente

×