Cómo incorporar potasio al suelo de manera natural

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

El potasio es un nutriente clave para las plantas, representado por el símbolo químico K o índices NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) en las etiquetas de los fertilizantes. Estos fertilizantes químicos suelen ser las formas más directas de incorporar potasio al suelo, pero muchos jardineros prefieren las técnicas naturales y orgánicas. Una de las fuentes clásicas de potasio de agricultores y jardineros es la ceniza de leña, una opción lógica para incorporar este nutriente al suelo de manera natural.

Paso 1

Acumula las cenizas de leña de hornos, chimeneas y cocinas en un mismo lugar. Cubre la pila para evitar que el contenido de potasio se desprenda de las cenizas.

Paso 2

Prueba el suelo para determinar su acidez, o índice de pH. La ceniza de leña es rica en potasio, pero a menudo tiene un alto contenido de carbonato de calcio neutralizante del ácido, así que reducirá la acidez del suelo.

Paso 3

Ara el suelo con una azada o un arado rotativo antes de aplicar la ceniza para descomponer la superficie y aflojar la tierra.

Paso 4

Extiende la ceniza de lenia sobre el suelo. Aplica no más de 10 a 15 libras (4,5 a 6,8 kg) por cada 1000 pies cuadrados (93 metros cuadrados) de suelo.

Paso 5

Rastrilla la ceniza para incorporarla al suelo. Para grandes parcelas, usa un rastrillo de hierro. Para canteros pequeños, un rastrillo manual.

Más reciente

×