Cómo instalar una tela antihierbas

Las barreras geotextiles, también llamadas telas antihierbas, son efectivas para evitar el crecimiento de malezas y otras plantas indeseadas en ciertas zonas de tu patio o jardín. Una vez instaladas, estas telas requieren poco mantenimiento, lo que las convierte en uno de los métodos de control de malezas más sencillos de aplicar. La instalación correcta mejorará la efectividad del material.

Paso 1

Elige una tela antihierbas. Las modernas tienen poros que permiten que el agua y el fertilizante se filtren a través de ella, pero que evitan que las semillas germinadas puedan desarrollarse. En las tiendas suele haber muestras con las que puedes comprobar a contraluz el tamaño de los poros. Compara varias marcas y productos para encontrar el material más fino; o pide sugerencias a otros jardineros de tu zona.

Paso 2

Elimina las plantas y malezas que estén creciendo donde vas a colocar la tela. También retira varas, ramas, troncos pequeños y piedras que pueda rasgarla. Si hay agujeros en la tela, las malezas podrán crecer por encima de ella.

Paso 3

Corta piezas que se adecúen a tu espacio antes de colocar la tela sobre el suelo. Superpón los pedazos aproximadamente 6 pulgadas (unos 15 cm). Usa piedras para mantener la tela en su lugar mientras la instalas. Una vez que hayas colocado todos las piezas, fíjalas al suelo usando estacas de metal o de plástico. Entierra los bordes en una zanja superficial.

Paso 4

Cubre la tela con mantillo o piedras. La elección se basa usualmente en costo, disponibilidad y estética. Algunas hierbas pueden brotar en el mantillo, pero la cantidad será mínima comparada con el crecimiento a suelo abierto.

Más reciente

×