Instrucciones fáciles para hacer cristales de azúcar

Pixland/Pixland/Getty Images

Hacer cristales de azúcar o rocas dulces es un experimento de ciencia divertido que puedes llevar a cabo con tus hijos. El experimento mostrará conceptos como las soluciones súper saturadas y la evaporación, mientras que proporciona un sabroso aperitivo. La supervisión de un adulto es esencial ya que el agua tiene que ser hervida en la cocina. Los cristales de azúcar necesitan tiempo para crecer (al menos nueve días), así que asegúrate de comenzar temprano si estás realizando este experimento como un proyecto escolar.

Paso 1

Hierve 2 tazas de agua en una olla a fuego medio y agrega el azúcar. Revuelve constantemente con una cuchara de madera hasta que el azúcar se haya disuelto. El líquido debe ser transparente.

Paso 2

Vierte el agua con azúcar en un frasco de vidrio. Ten cuidado, la olla y el agua estarán calientes. Cubre el recipiente con un pequeño trozo de papel encerado.

Paso 3

Ata un trozo pequeño de hilo de algodón en el medio del lápiz. El hilo debe ser lo suficientemente largo para colgar hacia abajo hasta que casi toque el fondo del frasco. Ata el peso sobre el extremo del hilo.

Paso 4

Sumerge el hilo en el agua con azúcar y estíralo en un pequeño pedazo de papel encerado. Cubre el recipiente con el otro pedazo de papel encerado y deja secar el hilo durante un par de días. A medida que el agua se evapora del hilo, pequeños cristales de azúcar se forman. Son los llamados cristales de siembra y forman la base sobre la que los cristales de azúcar crecerán.

Paso 5

Cuelga el hilo seco en el centro del frasco y cubre el frasco con un pedazo de papel de cera para evitar que se ensucie. El frasco no debe ser sellado ya que se debe permitir que el agua que se evapore. Deja el frasco en reposo durante siete días. Después de siete días puedes eliminar los cristales de azúcar del frasco.

Más reciente

×