Cómo hacer jengibre encurtido

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los fans del sushi valoran el jengibre encurtido casi tanto como a los peces que lo acompañan. El jengibre en escabeche, o el gari, es una variedad de tsukemono, o pepinillo japonés. Está destinado a ser consumido entre bocado y bocado como un refrescante del paladar, pero es también delicioso por sí solo o con una copa de sake. También se puede utilizar para dar sabor en aderezos de ensaladas o ser consumido junto con el arroz como un encurtido. Hay muchas recetas de jengibre encurtido, prueba con ésta y ajústela hasta que estés satisfecho con los resultados.

Passo 1

Pela el jengibre. Córtalo lo más finamente posible con una mandolina o un rallador o un cuchillo si eres muy preciso. También puedes utilizar un pelador de verduras.

Passo 2

Combina el jengibre con la sal y cubre con agua helada. Deja en remojo durante 1 hora, después drena completamente. Un secador de ensalada funciona muy bien para esto.

Passo 3

Mezcla el vinagre, el azúcar, los granos de pimienta, el clavo y picante en una cacerola mediana. Lleva a ebullición y deja hervir a fuego lento durante 5 minutos. Cuela y vierte sobre el jengibre en rodajas.

Passo 4

Coloca el jengibre y el líquido en recipientes no reactivos de cerámica o de plástico. Refrigera. Mantén el recipiente tapado. Esto alcanzará para 2 tazas de gari.

Más reciente

×