Cómo hacer lentes de contacto

No a todo el mundo le gusta llevar lentes de contacto, especialmente a los nuevos usuarios, que pueden experimentar rechazo a los objetos circulares en sus ojos. Sin embargo, hay una buena alternativa a las gafas. Los deportistas pueden encontrarlas muy cómodas. A la hora de hacer lentes de contacto, el aspecto más importante a considerar son los niveles de visión que necesitan corregirse.

Proceso de preparación

Recopila el material plástico necesario para hacer tus propias lentes de contacto. El plástico tiende a ser el material de elección, a pesar de que puedes usar uno más suave. Cambia de opinión si las lentes van a servir para corregir la visión o cambiar el color de ojos de una persona.

Moldea el plástico (también llamado polímero) dándole la forma de las lentes de contacto, que es normalmente redondo. Funde el plástico. Usa la máquina de contorno de lentes específica para moldear la lente, vertiendo el plástico fundido en él. Aplica presión extrema para darle a la lente la forma exacta de los ojos humanos.

Espera a que las lentes de contacto moldeadas se enfríen y colócalas en una una nueva máquina que perfilará las lentes de contacto para nivelar los extremos. Tómate tu tiempo en este proceso para asegurarte de que la lente está suavizada correctamente.

Si no tienes una máquina de moldear o de afilar, usa un láser para cortar las lentes de contacto del material plástico. Asegúrate de que el láser corta el plástico en una forma circular para que se ajuste perfectamente al ojo. Los extremos estarán ásperos y necesitarán pulirse. Usa una pulidora para suavizar los extremos duros de la lente de contacto.

Si no tienes un láser, usa un torno para hacer las lentes de contacto cortando el material con la forma del ojo humano. Este método no es el más moderno, pero es tan efectivo como usar un equipamiento de láser y molde de presión extrema.

Más reciente

×