Cómo pelar los duraznos con agua

••• Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

La temporada de los duraznos frescos comienza a mediados o fines del verano, dependiendo de la zona. Estas frutas tienen una vida útil corta si no son conservados congelados, enlatadas o son usados en pasteles y panificados. La piel afelpada de la mayoría de los duraznos es una característica indeseable al momento de hornearlos o hacer una coserva y no se quita fácilmente. Puedes utilizar un método llamado blanqueado en agua para quitar fácilmente la piel de estas frutas sin dañar ni comprometer su sabor.

Passo 1

Llena una olla con agua. Lleva el agua a hervor a fuego medio.

Passo 2

Llena un recipiente grande con agua fría. Coloca dos puñados de cubos de hielo dentro del agua.

Passo 3

Lava los duraznos bajo el chorro de agua. Haz un corte en cruz en la piel de la parte inferior de cada durazno, en el extremo opuesto al tallo, usando un cuchillo para pelar.

Passo 4

Coloca dos o tres duraznos en el agua hirviendo. Lleva el agua nuevamente a hervor.

Passo 5

Hierve los duraznos durante un minuto. Retira las frutas del agua usando una espumadera y sumérgelas en el agua con hielo durante otro minuto. Repite con todos los duraznos restantes.

Passo 6

Quítale la piel a los duraznos enfriados, comenzando en el corte en cruz. Quítales el carozo y córtalos en rodajas inmediatamente luego de pelarlos para evitar que se manchen.

Más reciente

×