Cómo hacer tu propio jugo de manzana

pouring fresh apple juice image by mashe from Fotolia.com

El Departamento de Recursos Agrícolas de Massachusetts, explica la diferencia entre el jugo de manzana y la sidra de manzana. Cuando haces jugo de manzana, filtras y pasteurizas el líquido que queda después de presionar las manzanas. La pasteurización le da al jugo de manzana una vida útil más larga que la de la sidra de manzana no pasteurizada. En casa, usa un proceso similar al enlatado para hacer jugo de manzana: esteriliza y sella tus vasos de jugo de manzana para darle una vida útil de 18 meses a dos años.

Paso 1

Compra o recoge un cuarto de una fanega de manzanas dulces para hacer un galón (3,78 lts) de jugo de manzana. Escoge una variedad dulce de manzanas para evitar que tengas que añadirle azúcar a tu jugo casero. Una fanega pesa entre 42 a 48 libras (19,05 a 21,77 kilogramos) de manzanas.

Paso 2

Pon las tapas de los frascos que utilizarás para almacenar el jugo de manzana en agua caliente durante cinco minutos. Mantén el agua por debajo del punto de ebullición. Levántalas con los levantadores de tapa magnética.

Paso 3

Lava con agua y jabón los tarros de conserva que vas a utilizar para almacenar el jugo de manzana.

Paso 4

Esteriliza los frascos que utilizarás para almacenar el jugo de manzana. Ponlos en el lavavajillas si éste tiene una configuración de "esterilización". De lo contrario, hierve los frascos durante 10 minutos. Déjalos en agua caliente para que no se rompan cuando se llenen con el jugo de manzana caliente. Sácalos con unas pinzas de elevación o vierte el agua hacia afuera y usa almohadillas calientes, tocando sólo la parte exterior de los frascos.

Paso 5

Lava y corta las manzanas, pero déjales la piel. Despréndele su núcleo ahora o después de la filtración en el paso 9.

Paso 6

Coloca las rebanadas de manzana en una olla grande y llénala con agua. Si normalmente bebes agua filtrada, utiliza agua del mismo tipo en este paso.

Paso 7

Tapa la olla y ponla en una hornilla de la estufa a fuego alto. Cuando el agua empiece a hervir rápidamente, reduce la temperatura a medio-alto. Cocina las manzanas hasta que estén blandas.

Paso 8

Forra un colador de metal con varias hojas de gasa y colócala sobre un gran contenedor seguro que almacene gran cantidad de calor.

Paso 9

Filtra tu jugo de manzana y vaciándolo en el colador dejando que el jugo se filtre. De acuerdo con PickYourOwn.org, este proceso puede tardar una hora. Guarda el jugo y desecha lo que quede en el colador.

Paso 10

Mueve el jugo de manzana filtrado a una sartén y caliéntala a fuego lento.

Paso 11

Vierte el jugo caliente en unos frascos de vidrio de sus, dejando ¼ de pulgada (0,63 cm) de espacio entre el líquido y el borde. Este proceso será más fácil si utilizas un embudo. Una cuchara sopera también funciona, pero te llevará más tiempo y podría originar un poco de desorden. Ponle las tapas y apriétalas.

Paso 12

Coloca los frascos de jugo en una cacerola u olla y llénala con 2 pulgadas (5,08 cm) de agua hirviendo. Tapa la cacerola.

Paso 13

Hierve los frascos de jugo entre 5 a 15 minutos, dependiendo de su altitud y del tamaño de los frascos. (Ver Consejos).

Paso 14

Retira los frascos del agua hirviendo y colócalos donde nadie los toque hasta que estén a temperatura ambiente. Eso podría llevar entre ocho y 12 horas. Después de que se enfríen, puedes guardarlos en el refrigerador, pero no es necesario.

Más reciente

×