Cómo quitar guisantes de la nariz de un niño pequeño

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Casi sin lugar a dudas, tu niño se meterá algo dentro de su nariz que no pertenece allí. Estos objetos pueden ser goma de mascar, frutos secos, canicas o guisantes. La buena noticia es que los guisantes son los más sencillos de extraer porque son más suaves que la mayoría de los objetos que un niño puede introducir en su nariz.

Paso 1

Mantén la calma. Si te alteras el niño seguirá tu ejemplo y será casi imposible extraer el guisante.

Paso 2

Usa una linterna para evaluar la situación. Mira cada una de las fosas nasales para ver si hay guisantes en sólo una o en las dos. Si el niño tiene guisantes en ambas, llévalo al médico inmediatamente. Tener las dos fosas nasales obstruidas puede resultar en una dificultad para respirar.

Paso 3

Si sólo hay un guisante en una fosa nasal, aprieta suavemente para cerrar la otra y pídele al niño que expire a través de su nariz. Ten un pañuelo desechable listo para atrapar el guisante.

Paso 4

Espolvorea una cantidad generosa de pimienta en tu mano y sostenla bajo la nariz de tu niño. Al estornudar probablemente expulsará el guisante.

Paso 5

Si el guisante o los guisantes permanecen atascados, intenta una última cosa. Sienta al niño en una posición vertical. Usa tus dedos para apretar suavemente la fosa nasal opuesta y sopla en la boca del niño. Esto es similar a administrar respiración boca a boca, solo que es un poco más suave. A menudo tu respiración causará la suficiente presión de aire como para expulsar el guisante de la nariz del pequeño.

Paso 6

Si no has tenido éxito, lleva a tu hijo al médico. Si notas en algún momento que tiene dificultades para respirar, busca ayuda de emergencia inmediatamente.

Más reciente

×