Cómo ser romántico con un beso esquimal

Comstock Images/Comstock/Getty Images

El beso esquimal, al cual Charles Darwin denominó beso malayo, se conoce tradicionalmente como un breve roce de narices. Es más considerado una señal de cariño tierno que de interés romántico. Sin embargo, a medida que los enamorados rozan sus narices sin besarse con los labios, otros sentidos se exacerban ante la excitación de la pasión. Darwin notó que durante un beso malayo, las personas respiraban el aroma de su amado. Incorporar esta noción en un beso lo llena de romance tierno.

Step 1

Abraza a tu pareja con suavidad, sosteniéndola cerca pero sin abrazarla fuerte. Si no estás en una posición que te permita abrazarla por completo, acércala a ti o entrelaza tus dedos con los de tu pareja.

Step 2

Mira a tu pareja profundamente a los ojos, sonriendo a medida que sus ojos se encuentran.

Step 3

Toca su nariz y haz que roce con la tuya suavemente de lado a lado.

Step 4

Respira el aroma de tu pareja y disfruta el momento de unión sensorial.

Step 5

Suelta el abrazo pero continúa sosteniendo sus manos.

×