Cómo salar y secar pistachos

pistachio image by Snezana Skundric from Fotolia.com

Los pistachos, que crecen en árboles originarios del Mediterráneo y las regiones del Medio Oriente, se han convertido en un importante ingrediente culinario en todo el mundo. Ayudan a bajar el colesterol, son antioxidantes y son una gran fuente de nutrientes, incluyendo la vitamina B6, potasio y magnesio. Las propiedades nutritivas de estos frutos hacen que sean buenos aperitivos. Prepara pistachos frescos para comer entre comidas secándolos en el horno y sálalos con aceite y manteca.

Separa y quita la cáscara de las 4 tazas de pistachos. Se quitan fácilmente con la mano.

Pon los pistachos en agua hirviendo por dos o tres minutos para quitarles la piel. Pélalos apenas se hayan enfriado lo suficiente como para que se puedan tocar.

Cubre una bandeja para horno con papel manteca y extiende los pistachos en una sola capa.

Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit. Tuesta los pistachos por al menos 10 minutos o hasta que se doren. Revuelve cada tanto durante el tostado. Saca los pistachos y déjalos enfriar.

Pon los pistachos en un tazón para mezclar. Agrega 3 cucharadas de aceite o manteca derretida y 1 o 2 cucharadas de sal, dependiendo de tu gusto. Revuelve hasta que todos los frutos estén cubiertos en forma pareja.

Más reciente

×