Cómo separar las pestañas y evitar los grumos de rímel

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

En un intento por hacer que tus pestañas luzcan más largas y espesas, como muchas mujeres, seguramente usas rímel (máscara). Si bien los aceites, las ceras y los pigmentos que contiene ayudan a oscurecer, a alargar y a fortalecer las pestañas, la aplicación tiene un lado negativo: los terribles grumos. No obstante, con unas cuantas herramientas básicas y una mano firme, podrás maquillar tus pestañas adecuadamente para que luzcan espectaculares todo el día.

Passo 1

Trabaja con el peine en las pestañas superiores. Abre bien el ojo y acomoda el peine justo en la raíz. Peina lentamente hacia arriba haciendo énfasis en el centro de las pestañas.

Passo 2

Coloca el peine de nuevo en las pestañas superiores, esta vez ligeramente orientado hacia la derecha y hacia arriba. Mueve el peine un poco hacia la izquierda y peina hacia arriba. Repite la operación en el otro ojo.

Passo 3

Evalúa la apariencia de tus pestañas. Si lucen escamosas, toma una hisopo de algodón y sumerge la punta en un poco de removedor de maquillaje de ojos. Coloca el hisopo cerca de las raíces de las pestañas superiores y "barre" con cuidado hacia arriba, hasta la parte alta y hacia abajo hasta las pestañas inferiores.

Passo 4

Cambia la punta del hisopo y sumerge el extremo limpio en la botella de removedor de maquillaje. Limpia, desenreda y afloja las pestañas en el otro ojo colocando el hisopo de algodón cerca de las raíces y moviéndolo lentamente hacia arriba. Lleva el hisopo a las pestañas inferiores y "barre" hacia abajo.

Passo 5

Conecta un rizador de pestañas térmico y espera tres minutos hasta que se caliente. Coloca el rizador lo más cerca que sea posible de las raíces y cierra la tenaza. Deslízalo lenta y suavemente a través del largo de tus pestañas. Repite la operación en el otro ojo. El calor ablanda las fibras, las separa y les añade esa atractiva curva que estás buscando.

Más reciente

×