Signos de problemas de tiroides en gatos

Michael Blann/Digital Vision/Getty Images

Los dos problemas de tiroides principales son el hipertiroidismo y el hipotiroidismo. En el hipertiroidismo, el cuerpo del gato produce demasiadas hormonas tiroideas; en el hipotiroidismo, produce muy pocas. La más común de las dos enfermedades es el hipertiroidismo, pero el hipotiroidismo puede ocurrir en los gatos luego de haber sido tratados por hipertiroidismo. Por este motivo es muy importante que los dueños observen constantemente a sus gatos luego de someterse a un tratamiento de hipertiroidismo.

Peso

Dick Luria/Valueline/Getty Images

Los gatos con hipertiroidismo tienen un aumento de apetito acompañado por pérdida de peso, la cual a veces es dramática. Los gatos con hipotiroidismo tienden a engordar aunque el consumo de alimentos no haya aumentado.

Vómitos/Deposiciones

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Los gatos con hipertiroidismo pueden tener o no vómitos y diarrea. Los gatos con hipotiroidismo son más propensos a tener vómitos y constipación.

Cambios en el pelaje

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Los gatos con cualquier tipo de problema de tiroides pueden tener pelaje sin brillo, piel escamosa y pérdida de pelo.

Comportamiento

Dick Luria/Valueline/Getty Images

Los gatos con hipotiroidismo tendrán una disminución en la actividad y dormirán más seguido. A veces buscan lugares cálidos para esconderse y descansar. Las cosas que normalmente les interesan a los gatos no le llamarán la atención. Los gatos con hipertiroidismo generalmente están inquietos y nerviosos, con mayores niveles de actividad. Ambos tipos de problemas de tiroides pueden producir un comportamiento agresivo en los gatos.

Micción

Brand X Pictures/Stockbyte/Getty Images

Los gatos con hipertiroidismo beberán más agua y orinarán más frecuentemente.

Ritmos cardíacos/Fortaleza cardíaca

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

El hipertiroidismo produce ritmos cardíacos más rápidos en los gatos, además de respiración fatigosa, temblores y debilidad. Los gatos con hipotiroidismo también pueden experimentar debilidad.

×