Cómo saber qué tipo de caspa tienes

Polka Dot RF/Polka Dot/Getty Images

¿Copos blancos puntean tu cabello y hombros? Bueno, si no está nevando afuera ni estás cerca de un volcán expulsando cenizas, ten por seguro que tienes algún tipo de caspa. Pero ¿cómo sabes qué tipo de caspa tienes? ¿Sabías incluso que hay dos tipos? Los hay, y además de que los dos descaman la piel, los dos tipos son bien diferentes.

Paso 1

Examina tu cuero cabelludo. ¿Ves mucha piel seca y descascarada, pero no hay señales de escamas, costras o rojez? Esta podría ser una señal de que tienes la forma de caspa más suave, conocida como pityruasus capitis o pitiryasis simplex. Si ese es el caso, eres afortunada. Este tipo de caspa generalmente se resuelve si te lavas el pelo a diario con un champú de sulfuro de selenio o piritiona de zinc.

Paso 2

Monitorea la condición de caspa por varias semanas. ¿Ha mejorado? Si no, podría ser una señal de que tienes un tipo de caspa diferente a la que generalmente se le llama dermatitis seborreica o pityriasis steatoide. Además, si notas que tu cuero cabelludo y pelo están más grasosos que lo normal, arruinando tus peinados, esta también es una señal de dermatitis seborreica.

Paso 3

Revisa tu cuero cabelludo para ver si tienes gruesas costras y escamas. Asco. Si sientes unas escamas gruesas y grasosas que pican y exhudan, puede ser tiempo de visitar al dermatólogo. Esta es una señal de que la seborrea está empeorando. El dermatólogo te recetará un medicamento para el cuero cabelludo junto con un champú especial para ayudar a controlar la condición. ¡Ay! qué alivio.

Más reciente

×