Cómo tratar una convulsión en un perro con masajes

Usa el masaje para calmar a un perro epiléptico cuando tiene convulsiones.

Dog image by Jan Zajc from Fotolia.com

Un perro puede presentar una convulsión como parte de un trastorno epiléptico, como una reacción a la diabetes o debido a un problema neurológico. Muchas convulsiones son rápidas y leves, mientras que otras son fuertes y alarmantes. Parte de tener un perro con epilepsia es aprender a manejar las convulsiones y calmarlo mientras atraviesa la experiencia. Muchas personas aprenden cómo usar los masajes como técnica de manejo de las convulsiones.

Step 1

Controla a tu perro. La mayoría de las convulsiones tienen signos de advertencia que nos dicen cuándo está por ocurrir una. Una vez que se inició la convulsión, apaga el televisor, las luces y la música que haya en la habitación. Estos estimulantes externos pueden empeorar las convulsiones o inquietar al perro. Una parte importante del manejo de las convulsiones es mantenerlo lo más tranquilo y confortable posible.

Step 2

Deja a tu perro en el piso en una habitación oscura. Asegúrate de que no haya almohadas ni mantas a su alcance ya que pueden enredarse en sus patas cuando se esté recuperando.

Step 3

Masajea a tu perro desde la nariz a la cola a lo largo de todo su cuerpo. Usa movimientos circulares para frotar su piel y continúa frotando su cabeza, orejas y piernas. No hagas movimientos bruscos con tus manos, sin importar cuan tensos estén sus músculos. Recuerda que este masaje es para aliviarlo, tranquilizarlo y ayudarlo a mantener la calma durante la convulsión. No podrás relajar sus músculos físicamente ya que están siendo controlados por el cerebro.

Step 4

Usa tu voz mientras masajeas su cuerpo. Mantén la voz baja y calmada. Tu perro se sentirá reconfortado tanto por tus masajes como por tu voz.

Step 5

Continúa con el masaje y háblale lenta y amablemente hasta que salga de la convulsión.

×