Cómo tratar una pata inflamada

paw image by pusti from Fotolia.com

Cómo tratar una pata inflamada. Si la pata de tu perro muestra signos de inflamación, examina el área y determina la causa. La mayoría de las veces, puedes tratar una pata inflamada en casa.

Paso 1

Determina la gravedad. La inflamación de la pata de tu mascota no necesariamente indica un problema serio. Generalmente, la hinchazón cederá en unos cuantos días. Si no es así, o la pata se siente caliente al tacto, parece infectada y se ve dolorosa, llama a tu veterinario inmediatamente. Puede que sean necesarios antibióticos.

Paso 2

Retira cualquier objeto de la pata. Si la hinchazón es resultado de un objeto, como un espina, considera remojarla. Los veterinarios recomiendan tratar la pata con una mezcla de varias cucharadas de un antiséptico al 2% y un galón de agua fría. Remoja por unos 12 minutos, 3 veces al día para evitar una infección y reducir el dolor.

Paso 3

Considera alergias. Como con los humanos, si tu mascota es picada por una abeja u otro insecto, su pata puede inflamarse e infectarse. Consulta a tu veterinario sobre darle un antihistamínico a tu gato o perro.

Paso 4

Perdida de pelo. Si la hinchazón está acompañada de pérdida de pelo, puede que la sarna roja sea la culpable. Los ácaros crean túneles en la piel de tu mascota, causando dolor y ablandando la zona. La sarna es difícil de tratar, pero alimentar a tu mascota con comida de alta calidad puede ser de gran ayuda. Es recomendable complementar la dieta de tu perro o gato con ácidos grasos.

Paso 5

Agenda una cita con el veterinario si la pata parece infectada. Hay posibilidades de que deba punzar la zona, limpiar y recetarle medicina.

Más reciente

×