Cómo ubicar los detectores de humo

••• Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los detectores de humo son dispositivos de alerta temprana diseñados para notificar a los inquilinos de una vivienda sobre la presencia de humo. Los detectores avanzados también pueden alertar a los usuarios de la presencia de gases no deseados, tales como monóxido de carbono. Su ubicación en la casa es un asunto simple con la regla básica de colocar uno en cada dormitorio y áreas comunes. Tus posibilidades de sobrevivir a un incendio de la casa aumentan con cada detector de humo instalado.

Passo 1

Coloca un detector de humo en cada piso de la casa cerca de las escaleras, incluso en las entradas al ático o el sótano.

Passo 2

Instala una alarma de humo en cada área común, como una sala de estar o comedor. Evita colocar la alarma cerca de una chimenea, estufa u otro aparato que normalmente genere humo y calor. Coloca la alarma en el lado opuesto de la estufa o chimenea de una habitación para evitar las falsas alarmas.

Passo 3

Coloca una alarma en cada dormitorio o en el pasillo frente a habitaciones contiguas.

Más reciente

×