DESCUBRIR
×

¿¡Eso se come!? 12 delicias extrañas de Brasil

MARCELOKRELLING/iStock/Getty Images

Introducción

La cocina brasileña ha sido influenciada por los italianos, los españoles, los árabes, los africanos y los orientales. Los brasileños cenan pasta, empanadas, kebabs, wontons y su propia versión del cuscús. El arroz y los frijoles son los alimentos básicos que acompañan a los tradicionales, como feijoada, y la fruta es un ingrediente esencial en el desayuno. Los restaurantes que sirven comida por kilo en forma de autoservicio son populares y abundantes. Esto hace que sea fácil probar una amplia variedad de diferentes platos a la vez. Acompáñanos en este recorrido por Brasil a través de su gastronomía.

ondecomeremsalvador.com.br

Tapioca

La tapioca es una especie de crepe que se puede servir con una variedad de rellenos, que pueden ser dulces o salados. La tapioca tradicional con queso es una opción popular para el desayuno, sobre todo en el estado de Pernambuco. Para la merienda, la variedad dulce cuenta con chocolate derretido o doce de leite (leche azucarada y caramelizada) y es otro de los favoritos de Brasil. La tapioca se hace a partir del almidón agrio y es totalmente libre de gluten. Asimismo, no es necesario añadir aceite a la sartén para cocinar los crepes, lo que hace la tapioca mucho menos grasosa que otros aperitivos brasileños.

bit245/iStock/Getty Images

Feijoada

La feijoada es esencialmente un guiso de carne y frijoles, que se cocina durante mucho tiempo a fuego lento, y se sazona con cebolla y ajo. La feijoada más tradicional viene con cecina, embutidos y todas las partes del cerdo que normalmente se descartan, como las orejas, la cola y la lengua. Actualmente, hay versiones menos grasas que se encuentran en Brasil, sobre todo en las ciudades más modernas, como Río de Janeiro y São Paulo. Tanto la feijoada tradicional como su versión más moderna vienen acompañada de arroz o farofa (un tipo muy seco de grano) y, a veces, plátano a veces frito.

tycoon751/iStock/Getty Images

Cuzcuz

El cuzcuz está asociado tradicionalmente con el estado de São Paulo, ubicado en la zona sur de Brasil. Durante el siglo X, se convirtió en un plato popular entre la aristocracia local de São Paulo y se ganó el nombre de cuzcuz paulista. A pesar de su apariencia y nombres similares, es muy diferente al cuscús disfrutado en Europa y muchas partes del norte de África. El cuscús es a base de trigo, pero el cuzcuz brasileño está hecho de maíz. En São Paulo, se sirve tradicionalmente con camarones, huevos cocidos, guisantes y tomates, pero en Pernambuco y en algunas partes del estado de Río de Janeiro, se añade leche y virutas de coco caramelizadas al grano para hacer un aperitivo muy dulce y pesado.

bhofack2/iStock/Getty Images

Quentão

El quentão es un tipo de vino caliente con especias y tradicionalmente se disfruta durante los Festivales de Junio en los estados del sur. Durante el invierno, esta zona suele tener temperaturas muy bajas, y el quentão es una de las mejores maneras de mantenerse caliente. En el sur, la versión más popular se conoce como quentão de vinho y es una rica mezcla caliente de vino tinto, jengibre, azúcar y especias como canela y clavo de olor. Allí es donde se produce la mayor parte del vino, pero en el norte, donde las temperaturas permanecen calientes durante todo el año, el quentão está hecho a base de cachaça, una fuerte bebida alcohólica hecha de jugo de caña fermentado. Después de una o dos pequeñas tazas de quentão, estarás un poco borracho.

luckyraccoon/iStock/Getty Images

Agua de coco

El agua de coco es una bebida natural y refrescante que se encuentra dentro de la cáscara de un coco verde. No hay que confundirla con la leche de coco, un producto manufacturado a partir de la pulpa de un coco marrón maduro y con mucho contenido calórico. El agua de coco, sin embargo, se disfruta al cortar un coco y beber el agua que se encuentra dentro. Bebida predilecta para acompañar un día de playa, además de ser muy saludable, rica en potasio y con mayor cantidad de electrolitos que las típicas bebidas deportivas disponibles.

diogoppr/iStock/Getty Images

Açai

El açai es una pequeña baya de color púrpura que crece en un árbol de palma de 15 pies (4,57 m) de altura en la selva brasileña, que ha ganado rápidamente la reputación de ser uno de los mejores superalimentos en el planeta. Es baja en azúcar, con alto contenido de antioxidantes y llena de todas las grasas y proteínas saludables que tu cuerpo necesita para mantenerse en forma y bien nutrido. Se come generalmente en el desayuno y suele disfrutarse con una gama de yogures, granola, plátanos frescos o jarabes aromatizados. Se sirve como una pulpa, de forma congelada (algo así como un helado, pero con mucho más cuerpo) y hará maravillas por tu cabello, piel y uñas.

Inga Nielsen/iStock/Getty Images

Camote horneado y jalea de camote

El camote es una raíz vegetal popular en Brasil y, cuando se sirve directamente sacada del horno como acompañamiento de carnes y pescados, recibe el nombre de "batata doce assada". Pero, cuando se sirve en su forma dulce, lleva el nombre de "mermelada de camote". La mermelada se sirve tradicionalmente con queso y galletas saladas. Su textura es lo suficientemente dura para ser cortada en tiras; se coloca cuidadosamente en la parte superior de las galletas y a veces se mezcla con el chocolate, lo que la hace aún más dulce de lo normal.

choppdafabrica.com.br

Rabada com Agrião

A pesar de que la idea de servirlos juntos puede parecer un poco extraña al principio, la combinación de rabada y agrião, es decir, de rabo y berro, es una opción sabrosa en cualquier menú de Brasil. El estofado es hervido a fuego lento durante varias horas y el berro es añadido en los últimos minutos de la cocción. Mientras que el berro se marchita, ajo, cebolla y especias son utilizados para aumentar su sabor. Una vez servido, la carne, después de haber sido cocinada por horas, se desprende fácilmente del hueso. En el sur de Brasil, el plato a veces se disfruta junto a una porción de polenta y vino tinto, sobre todo durante los meses de invierno.

Paul_Brighton/iStock/Getty Images

Bobò de camarão

Bobo de camarão es un plato tradicional brasileño del estado de Bahía, cuyos orígenes se remontan al África. Este puré de langostinos con leche de coco puede ser tan suave como una sopa ligera, y otras veces tan pesado como un guiso cremoso. El tinte de color naranja vibrante proviene del aceite de palma de color naranja, llamado dendê, necesario para hacer la receta completa. El arroz blanco y una pequeña ensalada de hojas son los platos tradicionales que se utilizan para acompañar a este favorito del Noreste.

Paul_Brighton/iStock/Getty Images

Coxinhas

Las coxinhas tradicionales son normalmente del tamaño y forma de una pera, pero a veces se pueden encontrar en versiones miniatura. Famosa comida callejera, la coxinha es una croqueta de pollo frito originaria de São Paulo. A pesar de que se puede encontrar en la mayoría de los restaurantes de las principales ciudades brasileñas, figura en la sección salgados o salgadinhos del menú ("salgado" significa "sabroso aperitivo" en portugués brasileño). Pueden estar rellenas de pollo, tomates, cebolla, perejil, cebolletas y queso. La masa es una mezcla de harina de trigo y de patata, que luego se fríe hasta que esté dorada.

bakingdad.blogspot.com

Pastel de nata

El pastel de nata es una pequeña tarta de hojaldre con relleno de huevo, hecho de yema de huevo y leche condensada. La leyenda cuenta que fue creado primero por los monjes católicos portugueses en el siglo XVII y es la merienda perfecta en las ciudades más grandes de Brasil, junto con el tradicional café con leche. Estos pasteles dulces también se sirven rociados con azúcar o canela, que añade un toque especial a su ya rico sabor.

comidadodia.com

Pamonha de Forno Goiana

Pamonha de Forno Goiana es una especie de guiso hecho de puré de maíz dulce horneado. Se puede servir salado o dulce, aunque la versión dulce es muy popular en la región noreste de Brasil y en el estado de Río de Janeiro, y es totalmente libre de gluten. El maíz se mezcla con la leche para hacer una especie de mezcla de dumpling, que se puede servir por sí sola o mezclada con queso, salchichas, carne picada o pollo.