Acerca de la insuficiencia renal en los perros

Escrito por elizabeth maginnis | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Acerca de la insuficiencia renal en los perros
Insuficiencia renal en los perros. (Collie Dog on Dog Bed image by Janet Wall from Fotolia.com)

La insuficiencia renal, o de los riñones, puede desarrollarse de forma gradual como un producto del proceso de envejecimiento (insuficiencia renal crónica) o aparecer de repente como resultado de factores externos tales como envenenamiento por anticongelante, deshidratación, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca (insuficiencia renal aguda). El dueño del perro debe ser consciente de los signos ya que particularmente en el caso de insuficiencia renal aguda, el tratamiento inmediato es crucial para la supervivencia del perro.

Otras personas están leyendo

Signos

Los riñones tienen una asombrosa capacidad para compensar la pérdida de tejido y por lo general no envían ninguna señal de socorro hasta que menos de un tercio del tejido sigue siendo saludable. La enfermedad se desarrollará si los riñones dejan de funcionar más allá de este punto. Los primeros signos de insuficiencia renal incluyen aumento de sed, orinar con más frecuencia con una mayor cantidad de orina pálida, incontinencia urinaria, pérdida de energía y el apetito y los períodos prolongados de náuseas y vómitos. Las señales particularmente relacionadas con la insuficiencia renal aguda incluyen deshidratación, dolor en la zona de los riñones y poca orina o nada.

Insuficiencia renal aguda

La insuficiencia renal aguda (de comienzo súbito) se desarrolla debido a uno de varios factores: la deshidratación, shock, insuficiencia cardiaca congestiva, el envenenamiento por anticongelante, infección, un golpe de calor o coágulos renales de sangre. Una cucharada de anticongelante puede causar fallas renales. El tratamiento veterinario inmediato es crítico para la supervivencia de tu perro de la insuficiencia renal aguda, independientemente de la causa; la insuficiencia renal que resulta del envenenamiento por anticongelante puede ser revertida mediante diálisis o trasplante de riñón, si obtienes el tratamiento inmediatamente después de la ingestión.

Insuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica se desarrolla durante años y manifiesta signos físicos sólo después de que el 70 por ciento a 75 por ciento de los riñones han fallado. Las causas subyacentes de la enfermedad son la diabetes, un defecto del riñón, el cáncer u otra enfermedad del sistema inmunológico, enfermedades del corazón, infección por parásitos u hongos, quistes o piedras renales o displasia renal (defecto renal no genético). Esta forma de la enfermedad renal progresa a través de cuatro etapas: etapa 1, en la que las toxinas de la sangre aún no han alcanzado niveles peligrosos; etapa 2, en la que las toxinas están presentes en altos niveles sin manifestar signos visibles; etapa 3, en la que tu perro comienza a exhibir signos de la enfermedad; y la etapa 4, en la que la enfermedad está más avanzada y tu perro está mostrando signos pronunciados.

Diagnóstico

Los análisis de sangre y orina se utilizan para diagnosticar la insuficiencia renal canina determinando en primer lugar, si hay insuficiencia renal, luego, hasta qué punto la enfermedad ha progresado. Estas pruebas miden la consistencia de la orina, nitrógeno de urea en sangre (BUN) y los niveles de creatinina. BUN y creatinina, ambos componentes nitrogenados de la orina, son indicadores de la función renal.

Tratamiento

El propósito del tratamiento de insuficiencia renal es retardar la progresión de la enfermedad y apoyar la porción restante de tejido renal funcional. La reducción de los factores de estrés emocional y físico en los alimentos de tu perro y el medio ambiente, tales como la adición de un nuevo animal a la familia, aditivos y conservantes en la comida, insecticidas, humo de cigarrillo u otros contaminantes del hogar, es fundamental para el apoyo de los riñones de tu perro. A medida que progresa la enfermedad, tu perro comenzará a exhibir signos de envenenamiento de la sangre (baja energía, vómitos, deshidratación, pérdida de apetito y mal aliento) y necesitará inyecciones diarias de fluidos para apoyar su sistema circulatorio. Una dieta adecuada es fundamental para la gestión de la enfermedad renal. Una dieta que contenga una mínima cantidad de proteínas reduce la carga de desechos metabólicos que los riñones de tu perro tendrán que procesar ya que la mayoría de estos residuos provienen del exceso de proteínas, fósforo y sodio. Tomar suplementos diarios como las vitaminas A, B y C también apoya a los riñones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles