Actividades para niños sobre el fariseo y el cobrador de impuestos

Escrito por jack stone | Traducido por ignacio mogni
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Actividades para niños sobre el fariseo y el cobrador de impuestos
Esta parábola de Jesús de Nazaret puedes encontrarla solamente en el Evangelio de Lucas del Nuevo Testamento. (jesus statue image by Rich Johnson from Fotolia.com)

La parábola del fariseo y el cobrador de impuestos, narrada en Lucas 18:9-14, contiene una importante lección para enseñarnos acerca de pensar que somos mejores que otros. Aunque a los niños les gusta esta historia, usar actividades para complementarla los ayudará a recordarla más claramente y a poner en práctica la lección. Mientras cuentas la historia, sin embargo, no glorifiques al cobrador. Recuerda que él era un pecador; Dios lo perdonó por su actitud humilde. Enfatiza el perdón de Dios.

Otras personas están leyendo

Actuando la historia

Una manera divertida de recrear la historia es haciendo que los niños actúen. Asigna a dos niños roles diferentes, uno como cobrador de impuestos y otro como fariseo. Luego, lee la historia como narrador. Haz que los niños imiten las acciones mientras lees.

También puedes enfatizar el punto de la historia al actuar con actitudes humildes y orgullosas. Reúne a los niños y pregúntales qué hace una persona orgullosa. Déjalos que respondan. Luego, pregúntales qué hace una persona humilde. Luego de hablar unos minutos sobre el orgullo y la humildad, divide a los grupos en 2 equipos: un equipo "orgulloso" y un equipo "humilde". Haz que un integrante de cada equipo vaya al frente y ofréceles un panorama moderno, como "tu equipo de fútbol venció al otro equipo por 5 puntos". Haz que el miembro del equipo orgulloso actúe como una persona orgullosa haría en esa situación, y haz que el miembro del equipo Humilde actúe humildemente. Haz lo mismo con otros 2 niños en un panorama diferente, y así con todos los niños hasta que participen todos. Habla brevemente sobre las actitudes que reflejan los deseos que Dios tiene para nosotros.

Otra idea es que los niños hagan una reverencia como el cobrador de impuestos. Haz que se pongan de rodillas, sobre sus manos y rodillas, y finalmente que se recuesten en el piso. Pregúntales cómo se siente hacer una reverencia, y explícales que el cobrador hizo eso para mostrar su humildad.

Lecciones con objetos

Para ilustrar la historia usando globos, distribuye a los niños globos desinflados. Habla acerca de la flexibilidad de cada globo y de que se moldean fácilmente. Haz que los niños se coloquen los globos en los bolsillos o bajo sus pies y que los estiren con sus manos. Ahora haz que los inflen. Ayúdalos a atarlos. Pregúntales acerca de la flexibilidad que tienen los globos ahora y qué tan fácilmente pueden estirarlos o colocarlos en sus bolsillos. Explica que la actitud orgullosa, como la del fariseo, es como un globo inflado. Dios desea una actitud humilde (ver Referencia 1).

Lleva una pizarra blanca a clase con marcadores borrables. Antes de contar la historia, habla acerca de lo mal que actuaban generalmente los cobradores de impuestos. Luego, habla de lo bien que actuaban generalmente los fariseos. Lee la primera parte de la historia, hasta la parte en la que los hombres comienzan a rezar. Anota en la pizarra una lista de malas cualidades de cada hombre, con una columna por cada hombre. La lista debería ser más larga para el cobrador. Luego, lee el resto de la historia, pregunta lo que sucedió con los pecados del cobrador. Luego, borra su lado de la pizarra. Pregunta qué persona era mejor a los ojos de Dios. Habla acerca de la humildad, del orgullo y de la actitud que Dios quiere que tomemos (ver Referencia 2).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles