¿Cómo se almacena el orégano fresco?

Escrito por kathryn hatter | Traducido por jhonatan saldarriaga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se almacena el orégano fresco?
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Ya sea que cultives tu propio orégano o que lo compres fresco de la sección de productos alimenticios, el orégano fresco le adiciona un sabor un intenso a los platos salados. Aunque el orégano seco también da sabor, algunos cocineros prefieren el que brinda el fresco que es más fuerte. Mantén el sabor del orégano fresco por tanto tiempo como sea posible mediante los métodos de almacenamiento apropiados. Con los niveles adecuados de humedad y a temperaturas frías, este alimento deberá mantenerse fresco hasta que lo necesites.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un colador
  • Una tabla para cortar
  • Un cuchillo de chef
  • Toallas de papel
  • Una bolsa plástica para almacenar (con sellado mediante cierre)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Refrigerar orégano

  1. 1

    Ubica las ramitas de orégano en el colador y lávalas con agua fría. Sacúdelas para retirar el exceso de agua.

  2. 2

    Traslada el orégano a la tabla para cortar y pícalo si así lo deseas. También puedes mantener las ramitas enteras, si así lo quieres.

  3. 3

    Moja dos toallas de papel y apriétalas lo suficiente para que queden ligeramente húmedas solamente.

  4. 4

    Estira las toallas de papel humedecidas sobre el mesón de la cocina, poniéndolas una sobre la otra.

  5. 5

    Pon el orégano lavado sobre las toallas de papel, esparciéndolo uniformemente sobre la mitad de la superficie de la toalla de papel.

  6. 6

    Dobla las toallas de papel por la mitad sobre el orégano.

  7. 7

    Introduce las toallas de papel dobladas en la bolsa plástica. Sella la bolsa después de haber retirado la mayor cantidad de aire posible.

  8. 8

    Mantén el orégano fresco en el refrigerador hasta por dos semanas.

    Congelar orégano

  1. 1

    Pon las ramitas de orégano en el colador y lávalas con agua fría. Retírales el exceso de agua.

  2. 2

    Pica el orégano o mantén las ramitas enteras.

  3. 3

    Esparce el orégano picado sobre una capa de toallas de papel y permite que se seque por completo durante varias horas.

  4. 4

    Mete el orégano en una bolsa plástica para congelador y quítale tanto aire como sea posible antes de sellar la bolsa.

  5. 5

    Escribe la fecha y el contenido de la bolsa y congela el orégano hasta por seis meses.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles