Bocadillos saludables fáciles de preparar para niños

Escrito por jamie anderson | Traducido por morena parras
Bocadillos saludables fáciles de preparar para niños

Involucra a los niños en la creación de bocadillos nutricionales para fomentar los hábitos de alimentación saludable.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

A los niños les encanta pasar tiempo con sus padres en la cocina. Para ayudar a prevenir la obesidad infantil, es esencial enseñar a los niños hábitos saludables de alimentación y buenas formas de tomar decisiones con los alimentos. Una gran manera de comenzar con los niños pequeños es mediante su participación en la preparación de bocadillos nutritivos. Los niños son más propensos a elegir y disfrutar de una opción saludable cuando están involucrados en el proceso.

Otras personas están leyendo

Bocadillos de mantequilla de maní

Una mantequilla de maní cremosa es una gran forma de añadir nutrición y variedad adicional para un aperitivo popular y agradable para los chicos. Haz una lista para que los niños te ayuden a mezclar los siguientes ingredientes en un tazón mediano: 3/4 taza de yogur de vainilla bajo en grasa, 1/2 taza de mantequilla de maní, 1/3 taza de pasas y 1/2 cucharadita de canela. Entrégale a cada niño su propio tazón y manzanas, apio y pretzels como cucharas. Para un tratamiento especial, prueba sustituir las pasas con pepitas de chocolate en miniatura. Las crepas de mantequilla de maní de fresa son una gran opción para los niños que siempre tienen hambre antes de la cena. La proteína en la mantequilla de maní los mantendrá llenos y los niños les encantará enrollar esta delicia. Haz que los niños apliquen dos cucharadas de mantequilla de maní en una crepa comprada en en el supermercado. Si las crepas no están disponibles, intenta con una tortilla de trigo integral. Si lo deseas, añade miel por un toque adicional de azúcar. Arriba de la mantequilla de maní coloca 1/4 taza de fresas picadas. Enrolla la crepa y córtala en rodajas.

Bocadillos de frutas

Un parfait es una alternativa más saludable a un helado. Estos les gustan a todos los amantes del helado y la presentación en capas hace que esta merienda sea muy especial para los niños. Dale a los niños vasos altos para servirlos. Déjalos elegir la forma en que harán las capas de sus parfaits. Proporciona granola, yogur y varios tipos de frutas para opciones. Anima a los niños a hacer un patrón, como yogur, granola y fruta. Experimenta con diferentes sabores de granola y yogur para mantener este bocadillo interesante. En un día caluroso de verano, prueba sustituir el yogur con helado de yogur bajo en grasa. Las brochetas de fruta y queso son un toque creativo en un simple aperitivo. Usa pequeños moldes cortadores de galletas, deja que los niños corten melón, sandía y piña en formas divertidas. Mientras los niños trabajan con frutas, corta queso en cubos con tamaño de bocados. Proporciona a los niños con los pinchos de madera y permíteles añadir la fruta y el queso. Si lo deseas, agrega pequeños frutos como arándanos o frambuesas también. Los niños podrán disfrutar de la creación de patrones. Guarda pinchos adicionales en el refrigerador. En los meses de verano, reemplaza las paletas azucaradas con nutritivas paletas de yogur hechas en casa. En un tazón grande, haz que los niños mezclen dos tazas de yogur bajo en grasa de vainilla con una taza de bayas mixtas. Intenta cualquier combinación de frambuesas, fresas, moras y arándanos. Haz que los niños coloquen cucharadas de las mezclas en moldes de paleta o pequeños vasos de papel. Cubre las tazas o moldes con papel de aluminio, corta una pequeña ranura en la parte superior e insertar una varita de pretzel en cada paleta. Congela hasta que esté sólido y retira de los moldes.

Bocadillos de vegetales

Para los niños que aman el crujido de las papas fritas, trata las papas de camote como una alternativa saludable. Corte rodajas finas de dos batatas lavadas y colócalas en un tazón grande. Añade dos cucharadas de aceite, una cucharadita de azúcar y 1/2 cucharadita de canela en el recipiente. Permite que los niños se ensucien y mezclen las rodajas con las manos. Extienda las rebanadas en una bandeja engrasada y hornea durante 25 minutos a 400 grados, dando vuelta una vez. Para los niños que prefieren una papa salada, intenta reemplazar el azúcar y la canela con 1/2 cucharadita de sal. Los niños que anhelan las papas a la francesa disfrutarán de esta alternativa nutritiva. Las zanahorias fritas son ricas en vitaminas, pero tienen el atractivo crujiente de las papas a la francesa tradicionales. Usando un cortador de porciones corta las zanahorias en forma de papas fritas. Deja que los niños mezclen los palitos de zanahoria con una cucharada de aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta. Si lo deseas, agregue 1/4 cucharadita de tomillo u otra hierba seca. Extiende las papas en un molde y hornea a 400 grados de 15 a 20 minutos. Intenta las palomitas de coliflor como un aperitivo de noche de cine saludable. Haz que los niños combinen tres tazas de floretes de coliflor con dos cucharadas de aceite de oliva y 1/4 cucharadita de pimienta. Asa los floretes a 450 grados durante 20 minutos, revolviendo una ó dos veces. Retira del horno y espolvorea con queso parmesano rallado.

Bocadillos para llevar

Ayuda a los amantes del caramelo a elegir una merienda saludable portátil por lo que permíteles hacer sus propias mezclas para llevar. Proporciona una amplia variedad de ingredientes en nutrientes para estimular la creatividad. Frutos secos como las nueces, cacahuetes y almendras proporcionan una alternativa de satisfacción mientras que las frutas secas, como arándanos, los albaricoques, las pasas de oro o piña añaden una textura masticable. Permite que los niños puedan adicionar un puñado de palomitas de maíz o de su cereal favorito a la mezcla. Deja que los niños agreguen una cucharada de chips de chocolate para un sabor dulce. Agita los ingredientes en una bolsa de emparedados para una merienda nutritiva en el coche. Para un aperitivo único para llevar, trata de hacer un helado de oso de peluche. Los niños les encantará hacer este refrigerio nutritivo en una bolsa. Cortar la parte superior de un paquete de las galletas graham en forma de oso. Deja que los niños añadan un par de cucharadas de su yogur favorito o pudín. Encima del helado añade rebanadas de guineo, fresas o mandarinas. Añade una cuchara desechable y este aperitivo está listo para llevar.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media