Cómo cocinar calabacín

Escrito por helene wecker | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar calabacín
Aprende a cocinar con calabacín. (piyaphat50/iStock/Getty Images)

Es posible que hayas pasado por el lado de ellos en el supermercado o en el puesto de un agricultor y hayas pensado: ¿Qué son esas pequeñas cosas? Son verdes o amarillo crema, redondas y un poco aplastadas, de unas 2 o 3 pulgadas (5 o 7,5 cm) de diámetro, con un borde festoneado. Son llamados calabacines, y no debes dejarte intimidar por su singular apariencia: son fáciles de cocinar, versátiles, ligeros y deliciosos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Calabacín
  • Manteca
  • Sal y pimienta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Elige y cocina tu calabacín

  1. 1

    Al elegir un calabacín en el mercado, busca el que tenga una forma regular, sin magulladuras o rasguños. Evita los que tengan áreas decoloradas o manchas de moho. Si deseas cocinar al vapor o asar el calabacín completo, elige los más pequeños, pues se cocinarán por completo más rápido. Sin importar la forma en que decidas prepararlos, una libra (450 gr) de calabacines debería servir muy bien como plato de acompañamiento para dos o tres personas.

  2. 2

    Lava y seca los calabacines. Recorta las imperfecciones y cualquier sobrante en el área del tallo. Si estás cocinando enteros tus calabacines, esa es toda la preparación que necesitas hacer. De lo contrario, corta el calabacín a través de su diámetro en rodajas, de aproximadamente 1/4 de pulgada (6 mm) de grosor. Cortarlo a través del diámetro y no de polo a polo conserva los bordes ondulados.

  3. 3

    Si vas a hornear el calabacín completo, haz agujeros en cada uno de ellos con un tenedor o cuchillo. Colócalos en el fondo de una cacerola pequeña y rocíalos con manteca. Salpimienta los calabacines (también puedes espolvorearlos con otras especias, como pimiento o sal de cebolla). Cocina en el horno a 350°F (176°C) por 15 a 20 minutos, o hasta que puedas pincharlos fácilmente con un tenedor.

  4. 4

    Si prefieres prepararlos al vapor es aún más fácil. Pínchalos con un tenedor y luego colócalos una cesta vaporera cubierta. Coloca la cesta sobre una olla con agua hirviendo. Deja que se cocinen al vapor por cuatro a cinco minutos o hasta que estén tiernos.

  5. 5

    Las rebanadas de calabacín pueden ser cocinadas con queso parmesano para hacer un guiso. Engrasa ligeramente una cacerola pequeña con manteca sin sal, luego, coloca una capa de rodajas de calabacín en el fondo de la olla procurando que éstas se superpongan ligeramente. Rocía las rodajas con un poco de manteca. Espolvorea sobre las rodajas media tasa de queso parmesano rallado (es tentador agregar más queso, pero no querrás ahogar el suave sabor del calabacín). Agrega sal y pimienta a gusto y luego coloca la cacerola en el horno a 350°F (176°C) durante 15 minutos, o hasta que el parmesano se haya derretido y esté ligeramente dorado.

Consejos y advertencias

  • Los calabacines también pueden ser asados en una barbacoa, ya sea en una cesta para vegetales o, si son lo suficientemente grandes como para no caer, directamente en la parrilla. También los puedes partir en cuartos, saltearlos con un poco de aceite de oliva, sal, pimienta y ajo machacado para luego asarlos en la bandeja del horno a 425°F (218°C) durante 15 a 20 minutos. Puesto que los calabacines son pequeños y redondos, puede resultar difícil cortarlos en rebanadas. Para estabilizar un calabacín, corta una rebanada del tamaño de una moneda en uno de sus extremos y luego colócalo con el lado cortado hacia abajo en la tabla de cortar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles