Cómo cocinar un pollo dorado

Escrito por a.j. andrews Google | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar un pollo dorado
Una piel dorada crujiente, carne jugosa y un aroma a rostizado, son caracterízticas de un pollo perfectamente horneado. (Thomas Jackson/Lifesize/Getty Images)

Un pollo asado dorado tiene una combinación de elegancia y sencillez que lo convierte en un clásico moderno. Esto demuestra que unos buenos ingredientes, preparados con delicadeza y precisión, se traducen en un lujo accesible. La alquimia de la rica mantequilla, un pollo tostado fresco y hierbas aromáticas y hortalizas resultan en una preparación simple que va a impresionar y satisfacer.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • Sal Kosher
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 cebollas medianas, rebanadas
  • Bandeja de uso rudo para rostizar
  • 1 limón
  • 4 dientes de ajo grandes
  • 4 ramitas de tomillo
  • Cordel de carnicero
  • Termómetro de carne
  • 1 taza de caldo de pollo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira el pollo y 2 cucharaditas de mantequilla sin sal del refrigerador y deja que alcancen la temperatura ambiente, aproximadamente 30 minutos. Precalienta el horno a 425 grados Fahrenheit (218 centígrados).

  2. 2

    Elimina cualquier exceso de grasa y menudencias de la cavidad del pollo, enjuaga y seca con toallas de papel.

  3. 3

    Mete las puntas de las alas debajo del cuerpo y sazona dentro de la cavidad con sal kosher y pimienta recién molida negra. Coloca las rodajas de cebolla en el centro de la bandeja para asar.

  4. 4

    Presiona un limón entre la palma de la mano y una mesa y ruédalo varias veces para que se ablande, y traspásalo con un tenedor. Golpea 3 dientes de ajo con la parte ancha de un cuchillo y colócalos junto con 4 ramitas de tomillo fresco y el limón en la cavidad del pollo.

  5. 5

    Ata las piernas de pollo con una cuerda de carnicero. Frota 1 cucharada de mantequilla templada sobre el pollo y sazona al gusto con sal kosher y pimienta recién molida negra. Coloca el pollo en la asadera.

  6. 6

    Asa el pollo durante 1 hora 1/2 y mide la temperatura colocando un termómetro de carne en la primer pechuga seguida por el muslo. La pechuga debe indicar una temperatura de 180 grados Fahrenheit y la pierna de 190 grados Fahrenheit (82 y 87 Centígrados).

  7. 7

    Transfiere el pollo a una tabla de cortar y deja reposar durante 15 minutos. Escurre la bandeja en un plato hondo y remueve la grasa de encima. Vierte la el líquido sin desgrasado en el molde para hornear, coloca a fuego alto y cocina por un minuto.

  8. 8

    Glasea la bandeja con 1 taza de caldo de pollo mientras raspas con una cuchara de madera. Reduce el volumen a la mitad.

  9. 9

    Cuela la salsa en un recipiente y termínala con una cucharada de mantequilla templada. Desata el pollo, remueve las hierbas de la cavidad y sirve.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles