Cómo cocinar una trucha arco iris entera

Escrito por michelle kerns | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cocinar una trucha arco iris entera
Puedes cocinar la trucha de varias formas. (Eising/Photodisc/Getty Images)

La trucha arco iris es fácilmente reconocible por el colorido arco iris que va de la cabeza a la cola, corriendo por los lados del pez. Ya sea que lo pesques o que lo compres fresca en un supermercado, este pescado es una fuente de nutrientes y grasas sanas. Aunque estas truchas se preparan de formas variadas, como en ensaladas, guisos o mezclas para untar en emparedados, cocinarla al horno, frita o hervida es una vieja y respetada tradición.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un estante para cocinar
  • Una fuente para horno o para asar
  • Hielo
  • Envoltura de plástico o papel de aluminio
  • Toallas de papel
  • Pan rallado
  • Condimento
  • Aceite para cocinar
  • Un sartén
  • Manteca derretida
  • Huevo
  • Leche
  • Maizena o harina
  • Una olla para hervir
  • Guarniciones

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Horneada

  1. 1

    Pon un estante para galletas en una bandeja para horno o para asar y coloca la trucha encima. Llena la bandeja con hielo y luego cúbrela con envoltura de plástico o papel de aluminio. Colócala en la nevera y déjala por 2 días.

  2. 2

    Enjuaga la trucha en agua fría. Sécala con una toalla de papel. Prepara el pescado con la cabeza y la cola intactas para que los sabores se sellen y para que no se deshaga. No le quites las escamas.

  3. 3

    Hornea en un horno pre-calentado de 400° a 425° F (204° a 218° C). Para que quede crocante, cubre al pescado con pan rallado condimentado antes de ponerlo en el horno. Usa condimentos a tu elección, como sal de ajo, pimienta con limón, o sal y pimienta tradicionales. Si no lo quieres crocante, cubre la piel con aceite y espolvorea con los condimentos que te gusten, como sal y pimienta, papricka, sal de ajo, pimienta de cayena o pimienta con limón.

    Frita

  1. 1

    Sumerge la trucha en mantequilla derretida, sácala y cúbrela con una mezcla de condimentos. Usa sal y pimienta, orégano, ajo en polvo, cebolla en polvo, paprika, pimienta de cayena, romero o tomillo. Si no, le puedes poner solamente sal y pimienta por dentro y por afuera.

  2. 2

    Fríe la trucha en una sartén pesada. Cocínala rápidamente a fuego medio hasta que la piel está crocante y marrón.

  3. 3

    Sírvela con alguna guarnición. Aunque las rodajas de limón son tradicionales, también la puedes servir con perejil, cebollines, almendras picadas, cebollas verdes picadas o cebolletas.

Consejos y advertencias

  • Descongela una trucha en el refrigerador. Dale 24 hs por cada libra (454 g) de pescado. Nunca descongeles una trucha fuera del refrigerador. Guárdalas congeladas o frescas por no más de 36 horas.
  • La trucha congelada también se puede descongelar colocándola en agua fría por una o dos horas. Mantén al pescado dentro de una bolsa sellada mientras lo descongelas.
  • La trucha arco iris también se puede preparar hervida, vaporizada o asada. A este pescado lo debes hervir en muy poca agua. Para vaporizarla, colócala en un hervidor sobre agua hirviendo. Para hacerla asada puedes usar un asador a carbón, eléctrico o a gas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles