Cómo hacer conservas de tomates verdes

Escrito por adam drake | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer conservas de tomates verdes
Las preservas de tomates son excelentes para acompañar a las carnes frías. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Haz uso de un excedente de verano de sabrosos tomates preparando deliciosas conservas que puedas disfrutar durante todo el año. Los tomates son frutas blandas y pulposas que ahora se han expandido por todo el mundo. Generalmente se los cosecha en un estado de inmadurez, cuando todavía están verdes, para permitirles madurar fuera de la planta. Los tomates verdes tienen un gusto que es completamente diferente al de los rojos y maduros. Su ligeramente crocante y ácido sabor los hace ideales para hacer conservas, un método de preservación que usa al azúcar como preservativo de la fruta. Un acompañamieto ideal para las carnes frías, especialmente para los que tienen un diente dulce.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 5 limones
  • Pelador
  • Cuchillo
  • Exprimidor de limón
  • 2 libras (950 g) de tomates verdes
  • Sartén grande con una base gruesa
  • Jarra de 4 pintas (2,27 l) para medir
  • 3 1/2 libras (1,6 kg) de azúcar
  • Termómetro para azúcar
  • Espumadera
  • 5 frascos de 1 libra (454 g) con tapas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Remueve la cáscara de los limones usando el pelador. Córtalos en mitades y quítales el jugo.

  2. 2

    Corta los tomates en cuartos, remueve las semillas y corta la carne de los mismos finamente. Coloca la carne en una sartén.

  3. 3

    Pon el jugo de limón en la jarra de medir y llénala de agua hasta haber completado las 3 pintas (1,7 l). Viértela en la olla y agrega el jugo de limón. Hierve por aproximadamente 40 minutos hasta que los tomates estén blandos.

  4. 4

    Precalienta el horno a 275° Fahrenheit (135° Celsius). Lava los fracos bien.

  5. 5

    Agrega el azúcar y revuelve para disolverla. Vuelve a hervir rápidamente por otros 15 minutos, hasta que la temperatura llegue a 221° Fahrenheit (105° Celsius). Controla la temperatura con el termómetro de azúcar. Quita del fuego y deja que se enfríe por 15 minutos.

  6. 6

    Coloca los frascos limpios en el horno para que se sequen y se calienten por 15 minutos mientras la conserva se está enfriando. Remuévelos del horno y ponlos en una superficie de madera para evitar que se rajen.

  7. 7

    Remueve cualquier grumo de la superficie de la conserva usando una espumadera.

  8. 8

    Llena cada frasco hasta el cuello con la conserva y deja que descansen hasta que estén totalmente fríos. Ponles la tapa, la etiqueta y la fecha.

Consejos y advertencias

  • También puedes probar si la conserva está hecha poniendo una pequeña cantidad en un plato. Suavemente empújala con tu dedo, si la superficie se arruga, está lista.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles