Cómo construir estantes para la habitación de los niños

Escrito por amy rozanski-harlach
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Si instalamos estantes en la habitación del niño, no solo lograremos más espacio libre, sino también organizar. Los estantes pueden hacer que una habitación de pocos metros cuadrados quede más espaciosa. Además, construir estantes a medida es una tarea relativamente fácil.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel
  • Un lápiz
  • Cinta métrica
  • Madera
  • Tornillos
  • Tacos de pared
  • Un nivel
  • Clavos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo construir estantes para la habitación de los niños

  1. 1

    Dibuja un borrador de la habitación del niño, incluyendo los muebles, las ventanas, las puertas y los placares. Averigua dónde es que pasa la mayor parte del tiempo jugando, dónde terminan tirados los juguetes y en qué ubicación los estantes serían de mayor utilidad.

  2. 2

    Elige la ubicación más conveniente de los estantes, la cual deberías ir dibujando en el boceto de la habitación. Piensa en cuántos estantes colocarías dependiendo del espacio y su ubicación aproximada. Ten en cuenta a qué altura colocarás los estantes, ya que dependiendo de su uso, algunos estarán bajos para que los niños lleguen a ellos, pero otros estarán ubicados más arriba y lejos de los dedos curiosos.

  3. 3

    Mide los espacios donde planeas colgar los estantes y elige el tamaño de cada uno. También puedes tomar la medida del espacio que dejarás entre ellos una vez colgados, y registrarla en tu boceto.

  4. 4

    Elige los accesorios necesarios para esta tarea en la ferretería. Si vas a construir los estantes de madera, el roble es una buena opción, ya que es barato y se puede pintar o teñir con facilidad. Generalmente puedes comprar piezas largas de madera que ya tengan el espesor que buscas. También necesitarás piezas adicionales que se puedan cortar para mantener el estante firme en la pared. Busca piezas triangulares en la sección de pedazos de madera ya cortadas, para facilitar tu trabajo. Dependiendo del tamaño de los estantes que construirás y del espacio en donde irán colocados, puede resultar conveniente sacar las cuentas y averiguar por el conjunto de estantes de rejilla de metal que ya vienen con sus propios soportes para fijarlos a la pared. Hay sistemas para placares que también son buenos.

  5. 5

    Corta las piezas de madera con el largo deseado y lija los bordes para dejarlos lisos. Corta unas piezas de madera adicionales con la forma de un triángulo, para que se amolden a la base de cada estante (deben ir dos en cada estante) y se apoyen en ángulo recto a la pared. Esto no solo ayudará a sostener el peso del estante, sino que también brindará un toque decorativo.

  6. 6

    Fija con los tornillos las piezas triangulares que sostendrán los estantes. En esta etapa, puedes pintar o teñir los estantes y dejarlos secar completamente antes de colgarlos. Quizá quieras pintar los estantes con colores brillantes, para que hagan juego con la habitación del niño o para que le den un toque de color a la decoración del lugar.

  7. 7

    Coloca los estantes en el lugar elegido utilizando los tacos de pared y un nivel. Asegúrate de que queden firmes, para que los niños no los puedan derribar de un tirón y para que tampoco los sobrecarguen con el peso de los juguetes y de los libros.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles