Cómo contestar preguntas difíciles desde la postura de un testigo

Escrito por angela ogunjimi | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo contestar preguntas difíciles desde la postura de un testigo
Siempre contesta las preguntas difíciles con honestidad, recuerda que estás bajo juramento. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Ya sea que te esté interrogando un abogado acerca de tu propio comportamiento inadecuado o que le reveles las indiscreciones a alguien más, estar en el lugar del testigo puede ser una experiencia insufrible. Podrían hacerte preguntas difíciles para las que no estás preparado o quizás la intensidad del momento te haga olvidar los detalles importantes. Querrás verte tranquilo y preparado cuando te subas al puesto del testigo. Responde todas las preguntas explotando toda tu capacidad.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Responde de forma específica. Eso quiere decir que contestes lo que se te preguntó. No proporciones detalles adicionales o información acerca de lo que piensas, de tu historia o antecedentes. Atente al tema en cuestión. Es importante durante el testimonio directo que presentes los hechos con la mayor claridad posible para el juez o el jurado y que te asegures de no introducir información que el otro abogado pueda usar en tu contra.

  2. 2

    Responde luego de recibir una explicación. Si no entiendes la pregunta, simplemente dilo. Sé educado, sobre todo si la pregunta difícil la hace el abogado del oponente. No intentes averiguar o asumir lo que significa la pregunta o qué información es la que se busca.

  3. 3

    Responde luego de una pausa. Algunas preguntas son inaceptables. El otro abogado podría pedirle al juez que no permita la pregunta. Si estás en medio de un interrogatorio particularmente difícil, espera siempre para darle al juez la posibilidad de responder a las objeciones. Si se te escapa una respuesta, quizás el juez no permita que ésta entre en el registro, pero la realidad es que no puedes hacer que el jurado pretenda no haber oído la respuesta.

  4. 4

    Admite tus errores y mala memoria. Tu adversario podría hacerte preguntas que estén diseñadas para confundirte o menospreciar tu credibilidad como testigo. Los nervios podrían hacerte contestar incorrectamente o impedirte que relates los eventos en el orden cronológico adecuado. Todos cometemos errores. Simplemente di que te equivocaste y da la respuesta correcta.

  5. 5

    Contesta respetuosamente. En el proceso de intentar desvalorizarte como testigo, el abogado examinador podría decirte cosas que te hagan enfadar o sentirte avergonzado. Haz una pausa para organizar tus pensamientos y responde a la pregunta que te hacen. Si respondes con emoción, lo más probable es que digas algo de lo que te arrepientas y que hieras al lado para el que estás testificando. Si eres un testigo experto, evita usar mucho lenguaje técnico que confunda a los demás pero, al mismo tiempo, no seas condescendiente con el jurado ni asumas que no pueden entender lo que dices.

  6. 6

    Responde con honestidad. Una sola mentira podría poner en duda todo tu testimonio. Dependiendo de tu rol en el juicio, eso podría significar la diferencia entre ganar y perder. Di siempre la verdad, sin importar lo difícil que pueda ser.

Consejos y advertencias

  • Prepárate. Pídele al abogado que solicitó tu presencia en la corte que te de una idea de lo que puedes esperar. No querrás dar respuestas ensayadas, pero tampoco que te tomen completamente por sorpresa cuando estés en el lugar del testigo. Recuerda también que el juez y el jurado podrían estar observándote mucho antes de que tomes tu puesto. Controla tu comportamiento en todo momento mientras estés en la corte. Presta atención, no hables cuando no te corresponda y sé respetuoso siempre.
  • Cuida tu lenguaje corporal. Puede transmitir que tienes confianza, miedo o incluso que estás ocultando información. Los abogados, el juez y el jurado estarán controlando tu lenguaje corporal. Puedes comunicar mucha más información con tu cuerpo que con la boca. Es probable que te hagan preguntas más difíciles cuando tu lenguaje corporal da ciertas señales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles