Cómo crear una cena o menú italiano para todo tipo de ocasión

Escrito por ehow contributor | Traducido por florencia sobel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear una cena o menú italiano para todo tipo de ocasión
La lasaña es una opción para tu primo piatto, o primer plato. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Una cena o menú al estilo italiano es una buena opción para casi cualquier ocasión, desde una cena formal o una fiesta hasta una noche romántica. Habiendo muchas recetas y sugerencias para comidas disponibles en la web, aquí te diremos cómo una comida así puede realizarse.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Planea un pequeño antipasto (aperitivo). Típicamente se sirve mientras los platos principales se están preparando en su totalidad en la cocina, así puedes obtener más tiempo para terminar ese plato especial. Este es un plato pequeño para "engañar al hambre" que, según la ocasión, puede variar desde una ensalada Caprese (ensalada de tomate y mozzarella), bocados con sabores terrosos de salame, queso, vegetales escabechados o asados y tal vez una rebanada de bruschetta, hasta pequeños canapés adornados con animales de ganado o aves y hierbas ragú, o incluso mariscos rellenos y asados. Elijas lo que elijas, asegúrate de que sea un plato pequeño, o tus invitados se quedarán satisfechos y no apreciarán el resto de la comida.

  2. 2

    Luego viene el primo piatto, o primer plato. Siempre es un plato de pastas, ravioles o risoto, o incluso una sopa pero, nuevamente, haz que sea un plato mucho más pequeño que un plato típico estadounidense. Aquí puedes crear, desde una Pasta al Ragú di Carne (pasta con salsa de carne) simple, sabrosa y popular, Spaghetti alla Carbonara, o Pasta all'Amatriciana, hasta un Risotto agli Asparagi (risotto de espárragos) más simple o Risotto al Radicchio Rosso di Verona (con remolacha colorada) o Risotto ai Funghi (con hongos) hasta un Ravioli alla Panna, Prosciutto e Funghi (ravioles con salsa cremosa de prosciutto y hongos). Pero, especialmente en una temporada fría, un Minestrone, Zuppa di Ceci, o Tortellini in Brodo (tortellini de carne en caldo de carne o pollo) siempre será un primer plato muy bienvenido. Adorna el plato con algunas hojas frescas de albahaca o espolvorea un poco de perejil picado.

  3. 3

    El secondo piatto, que significa segundo plato, o entrada, normalmente es carne, ave, pescado o cualquier comida rica en proteínas. Si planeas servir un filete recuerda que la porción promedio en Italia es de 100 a 15 gramos (4 o 5 onzas), y que no se le añade salsa de filete, condimento o cualquier otra salsa procesada. La carne de buena calidad ya es sabrosa, especialmente cuando se cocina con aceite de oliva y hierbas, y se sirve con sus propios jugos. Cualquier receta de pollo o pescado servirá para un segundo plato, pero siempre sírvelos con un plato adicional de vegetales cocidos y/o ensalada.

  4. 4

    El siguiente es el Frutta e dolce o formaggio, o fruta y postre o queso. Las frutas frescas al final de una comida ayudan a digerir la parte más pesada, porque contienen encimas vivas y le darán un pequeño "descanso" al estómago antes de los postres Tiramisú, Crostata di frutta (tarta de frutas) o un simple biscotto remojado en una pequeña copa de vino dulce (como Vin Santo o Moscato). Pero el queso también puede acompañar a la fruta y será una buena manera de terminar la comida sin ningún agregado de azúcar. Prueba con peras, uvas o manzanas con una combinación de queso suave y seco y más sazonado, como Parmigiano y Fontina o Taleggio y Ricotta ahumada.

  5. 5

    Luego viene el caffé e ammazzacaffé, o café expreso (no un cappuccino, si realmente quieres hacerlo de la forma en la que lo hacen los italianos). Es típicamente bueno al final de un buen almuerzo, pero debe ser una porción corta, rica e individual en una pequeña taza de cerámica. Un cubo de azúcar dentro hará que sea menos amargo para aquél que no esté acostumbrado al fuerte sabor de un expreso. Pero después de un gran almuerzo o cena, tal vez quieras optar por una pequeña porción de licor herbal digestivo, como Amaretto, Fra Angelico, o simplemente un Amaro, que marca a cualquier licor con un sabor "amargo", ya que se usan hierbas en su preparación.

  6. 6

    Por último, si quieres un buen vino con una comida especial, este es el momento de elegir una buena botella (no es necesario que sea costosa). Ve a tu tienda favorita y, si no sabes cómo elegir un vino, sigue la regla universal: blanco para pescados y aves, tinto para carnes y ricos platos de pasta.

Consejos y advertencias

  • Usa un plato pequeño para el antipasto, un recipiente para pasta para el primo piatto y un plato de cena para el secondo piatto, y puedes servir los vegetales o la ensalada en el mismo plato adicional, al lado de la carne o del pescado.
  • Haz que tu mesa y tu comida se vean italianas usando colores: por ejemplo, usa un mantel blanco, añade vasijas rojas o verdes, alterna los colores para las servilletas, etcétera. Reproduce música italiana durante la cena, o crea pequeñas tarjetas con los nombres de tus invitados traducidos al italiano, Carlo para Carlos, Susanna para Susana, Giovanni para Juan.
  • Sirve cada plato por separado, no lleves toda la comida a la mesa de una sola vez. Dile a tus invitados que les servirás diferentes platos y comidas, para que puedan apreciar las porciones pequeñas y disfrutar cada parte de la comida. Cambia el tipo de vino en cada plato, según el ingrediente principal utilizado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles