Cómo criar caballos

Escrito por contributing writer | Traducido por sonia andrea riveros varela
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo criar caballos
Los caballos son animales maravillosos que requieren una buena cantidad de trabajo.

Los caballos son animales maravillosos que requieren una buena cantidad de trabajo. Si crías caballos de trabajo o de carreras, o lo haces solamente por placer, hay algunas reglas básicas para cuidar a los animales. Estos pasos son fáciles de seguir, aunque pueden emplear mucha mano de obra. La recompensa por el trabajo son animales sanos, felices y bien entrenados que harán de tu experiencia de criarlos una mejor.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Heno
  • Cereales
  • Aserrín
  • Un granero
  • Baldes
  • Un arnés o bozal
  • Una cuerda de plomo
  • Un corral redondo
  • Una carretilla
  • Un rastrillo
  • Una cerca
  • Pasto
  • Un remolque para caballos
  • Cepillos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ten un granero (o establo) listo antes de traer a casa los caballos. Necesitarás establos para los caballos, un guadarnés para el equipo, otro espacio para guardar fardos de heno, y contenedores para el grano y aserrín. También debes tener un suministro de agua como un grifo o manguera.

  2. 2

    Cerca un lugar fuera del establo, también. El tamaño de la pastura que necesitarás dependerá de la raza y el número de caballos que planeas guardar. Un proyecto de un único caballo, por ejemplo, debe tener de 5 a 6 acres (2 a 2,4 hectáreas) de pasto con espacio para correr.

  3. 3

    Asegúrate de que además de pasto (hierba), la pastura tiene acceso al agua. Una fuente natural, como un arroyo, es la mejor opción, pero un tanque de agua funcionará. El cercado para mantener al caballo dentro de la pastura es también una buena opción.

  4. 4

    Utiliza una soga (o arnés) alrededor de la cabeza del caballo, así como una cuerda, como una correa pero para ganado, por lo general una cuerda o cadena; lleva el caballo del establo al lugar para pastar o llévalo en el remolque para caballos cuando lo transportas.

  5. 5

    Utiliza un corral redondo donde puedes entrenar a tu caballo con comandos simples. El corral debe ser circular, en un área cercada. También necesitarás una fusta para esos momentos cuando necesitas corregir suavemente el caballo con un golpecito en el costado o en la grupa.

  6. 6

    Asegúrate de que todos los días cada establo tiene un balde de agua limpia. También puedes querer un comedero de heno, pero puedes poner el heno en el suelo. Debe haber una buena capa de aserrín en el piso, no sólo para la comodidad de los caballos sino para ayudar a absorber los olores y residuos.

  7. 7

    Limpia el establo diariamente. Un rastrillo te permite sacar los desechos dejados sin tomar el aserrín limpio con él. Una carretilla hace que sea más fácil quitar los residuos de una pila de compost, así como obtener aserrín fresco (usualmente mantenido en un recipiente) para reforrar el establo cuando hayas terminado.

  8. 8

    Alimenta a los caballos con cereales y heno cada día, incluso si son también de pastoreo. Los caballos de pastoreo necesitan menos heno, pero si vives en un lugar donde los inviernos son duros, ellos necesitarán más en invierno. El cereal es más fácil para la alimentación de los caballos si utilizas un plato de cereales que se puede extraer del establo cuando terminan.

  9. 9

    Limpia tus caballos cuando se ensucien. Utiliza un cepillo para limpiar a los caballos y ayudar a eliminar el exceso de pelo. Esto también te ayuda a ti y a tu obligación con el caballo.

Consejos y advertencias

  • Mantén tus cereales en recipientes con tapa que selle firmemente. Los botes de basura y las cuerdas elásticas funcionan bien.
  • Si nunca has entrenado a un caballo antes, toma clases o contrata a alguien para hacerlo.
  • Al igual que cualquier otro animal, un caballo entrenado es mucho más fácil de manejar.
  • Tómate el tiempo para hablar y tocar a tus caballos incluso cuando no los estás limpiando o moviendo.
  • Los caballos son animales grandes, por lo que siempre debes tener cuidado al estar alrededor de ellos.
  • Los accidentes ocurren. Nunca uses un látigo. Lastiman, son crueles y dañan a los caballos. Si nunca has tenido un caballo antes, no te acerque a él a ciegas. Lee, habla con la gente, asiste a clases y aprende todo lo que puedas antes de llegar por tu propia cuenta. Los caballos son seres vivos, y al igual que las mascotas domésticas, necesitan atención y afecto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles