Vida

Cómo cuidar de un sapo americano

Escrito por ehow contributor | Traducido por mila guevarian
Cómo cuidar de un sapo americano

Toad image by Zbigniew Nowak from Fotolia.com

El sapo americano extiende su hábitat por toda América del Norte. A pesar de tratarse de una especie poco común en los comercios de animales, es fácil de cuidar y puede convertirse en una buena primera mascota para el aficionado a los anfibios. Si capturas uno en el estanque de tu barrio, ten en cuenta que hay ciertos cuidados que tendrás que proporcionarle a este dócil animal.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un acuario
  • Una tapa de malla
  • Corteza para reptiles
  • Un bebedero
  • Insectos vivos
  • Un tronco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Para crear el hábitat del sapo, hazte con un acuario que tenga como mínimo 10 galones (unos 40 l) de volumen. Cúbrelo con una tapa de malla metálica para evitar que se escape y permitir al mismo tiempo la ventilación.

  2. 2

    Pon en el nuevo hábitat del sapo el sustrato adecuado. Puedes comprar cortezas para reptiles o componer un terrario con plantas y tierra para crear su nuevo hogar.

  3. 3

    Pon también un recipiente grande con agua destilada para beber y sumergirse en ella. A pesar de su apariencia verrugosa, los sapos son anfibios y necesitan un ambiente húmedo para mantener su piel sana.

  4. 4

    Aliméntalo con una dieta variada a base de insectos. En la naturaleza, el sapo americano se alimenta de lombrices de tierra, arañas, grillos, moscas, escarabajos y hormigas. Además de proporcionarle cualquier bicho que captures en el jardín, dale también grillos y gusanos de los que venden en las tiendas de mascotas.

  5. 5

    Coloca en el acuario un tronco o un trozo de corteza curvado para que el animal pueda esconderse. Los sapos americanos son principalmente nocturnos, por lo que prefieren permanecer a cubierto durante el día.

  6. 6

    Mantén la temperatura de su hábitat entre los 65 y los 80 °F (18 y 27 °C). A diferencia de los reptiles, los sapos no necesitan lámparas que aumenten el calor para estar bien. De hecho, estos animales se recalientan fácilmente, por lo que tendrás que protegerlos de los calores veraniegos.

  7. 7

    Deja libre al sapo en otoño para que pueda buscar un sitio bajo tierra donde hibernar. Podrás sustituirlo con un nuevo espécimen en primavera si lo deseas.

Consejos y advertencias

  • Lávate siempre las manos después de haber tocado al sapo con el fin de prevenir que las excreciones venenosas de su piel entren en contacto con ojos, nariz o boca.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media